Autoestima

Te explicamos qué es la autoestima, sus características y cómo mejorarla. Además, cómo es alguien con alta o baja autoestima.

autoestima
La autoestima es un concepto psicológico que se elabora en base a las emociones.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es la valoración que una persona tiene de sí misma y que puede ser positiva o negativa. Es un concepto psicológico que se elabora en base a las emociones y no sobre cuestiones racionales. La construcción de la autoestima se relaciona con la aceptación o no del propio individuo, su manera de ser, su carácter, sus rasgos físicos y su estilo de vida.

Se conforma por un conjunto de factores subjetivos, como las emociones y los juicios de valor, que pueden ser elaborados por el individuo o pueden surgir por influencias y preconceptos del entorno en el que vive.

El ámbito familiar, educativo, laboral y social, junto a los medios de comunicación, suelen promover estereotipos y estándares que condicionan la vida de todas las personas e influyen, además, en la concepción de la autoestima, es decir, en la valoración que una persona formula de sí misma.

Ver además: Superdotado

Características de la autoestima

La autoestima se caracteriza por manifestarse en diferentes niveles que pueden variar según cada persona y la etapa de la vida que se esté transitando. Incluso, pueden convivir diferentes niveles de autoestima en una misma persona, según el ámbito en el que se desempeñe. Por ejemplo: Una persona puede sentirse muy segura y exitosa en el trabajo y, a la vez, muy desdichada o insatisfecha en las relaciones afectivas.

Esta percepción que el individuo tenga de sí resulta un aspecto muy importante para mantener una adecuada salud psicológica. Los niveles de baja o de alta autoestima que se perpetúan en el tiempo pueden desencadenar trastornos de depresión y de ansiedad respectivamente. Ambas alteraciones, que se pueden dar de manera exagerada, también afectan al cuerpo. En esos casos, se requiere el apoyo de un profesional.

Niveles de autoestima

autoestima
Una persona con la autoestima alta se siente segura para hablar en público.

Los niveles de autoestima pueden oscilar entre positivos o altos y negativos o bajos.

Una persona con la autoestima alta se caracteriza por:

  • Tener confianza en sí misma para dirigirse o hablar con otras personas desconocidas o frente a un público numeroso.
  • Tener una actitud más positiva ante la vida y, en especial, ante las adversidades.
  • Tomar sus propias decisiones sin esperar la aprobación de los demás.
  • Aceptarse a sí misma sin condicionarse por las opiniones de los demás.
  • No dejarse manipular con facilidad.
  • Ser más compasiva consigo misma ante un error o fracaso.
  • Ser más empática con las demás personas al comprender sus sentimientos y modos de pensar.
  • Esforzarse por alcanzar sus metas.
  • Tener la fortaleza de expresar sus emociones y sus sentimientos sin vergüenza.
  • Poner límites o decir que no, cuando lo siente o considera necesario.

Una persona con la autoestima baja se caracteriza por:

  • Ser muy tímida para hablar con otra persona y, en especial, para hablar frente a un grupo numeroso.
  • Tener una actitud pesimista respecto a la vida.
  • Condicionar sus propias decisiones en base a lo que piensan o esperan los demás.
  • Tener dificultad para aceptarse a sí misma.
  • Ser más influenciable o permeable a la manipulación de los demás.
  • Tener una personalidad seria que no se adapta con facilidad a las bromas e, incluso, se ofende con ellas.
  • Ser menos empática con los demás, debido a que está muy sumergida en sus emociones de miedo, inseguridad y desconfianza.
  • Desanimarse con facilidad ante el primer obstáculo que se le presenta.
  • Tener vergüenza y miedo de expresar sus emociones y sus sentimientos.
  • Tener dificultad para poner límites o decir que no, cuando lo siente o considera necesario.

¿Cómo mejorar la autoestima?

autoestima
Mejorar la autoestima es un proceso que requiere de tiempo, de paciencia y de ejercicio mental.

La autoestima baja se puede mejorar: el primer paso es reconocerla y el segundo paso es pedir ayuda a un familiar, a un amigo y, en especial, a un profesional especializado en psicología.

Los conceptos y las estructuras que el individuo adquiere desde la infancia y su juventud condicionan la manera de pensar y de percibir el mundo, por consiguiente, condicionan la personalidad del individuo y la manera de valorarse. Romper con ciertas estructuras obsoletas permite comprender las emociones de la persona y fortalecer su autoestima.

Mejorar la autoestima es un proceso que requiere de tiempo, de paciencia y de ejercicio mental para cambiar la perspectiva con la que se percibe la vida, es decir, hacer el esfuerzo de ver el lado positivo de la realidad, hasta que eso fluya con naturalidad y sin esfuerzo.

Ningún extremo es saludable: la autoestima elevada de manera exagerada puede significar una distorsión de la percepción que el individuo tiene de sí mismo. Por el contrario, la autoestima muy desacreditada puede significar un trastorno depresivo del que se requiere ayuda profesional para recobrar un equilibrio psíquico y emocional.

Según el psicólogo estadounidense Abraham Maslow (1908 - 1970) desarrollar una autoestima equilibrada permite lograr la autorrealización y una vida plena.

Maslow formuló la teoría de “La motivación humana” la cual explica que, a medida que las personas satisfacen sus necesidades, van desarrollando nuevas necesidades y deseos. Por eso, la autoestima puede variar a lo largo de toda la vida y mantener su equilibrio resulta un ejercicio constante.

Sigue con: Dignidad

Referencias:

¿Cómo citar?

"Autoestima". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/autoestima/. Última edición: 23 enero, 2023. Consultado: 28 septiembre, 2023.

Sobre el autor

Fecha de publicación: 15 mayo, 2017
Última edición: 23 enero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)