Conferencia de Génova (1922)

Te explicamos qué fue la Conferencia de Génova y cuáles fueron los puntos que se debatieron entre los países firmantes. Además, sus principales consecuencias. 

Luego de la Primera Guerra Mundial, líderes de las potencias se reunieron para establecer acuerdos económicos.

¿Qué fue la Conferencia de Génova? 

La Conferencia de Génova de 1922, oficialmente llamada Segunda Conferencia Monetaria Internacional, fue una reunión entre los representantes de 34 países con el objetivo de crear una serie de acuerdos para reconstruir el comercio y el sistema financiero europeo. 

Esta conferencia fue convocada por la Sociedad de las Naciones, en el contexto del fin de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), que había dejado una crisis económica estructural en la mayoría de los países europeos. 

Además de la reconstrucción del comercio, durante la conferencia se debatió sobre cómo mejorar las relaciones diplomáticas entre la recién creada Unión Soviética (URSS) con su régimen comunista y las potencias occidentales de régimen capitalista. 

El acuerdo más importante derivado de la Conferencia de Génova fue la implementación del patrón cambio oro para el intercambio y el sistema financiero internacional. Más allá del acuerdo y el apoyo de las naciones firmantes, el nuevo sistema duró poco tiempo. 

Cuando, en 1929 se desencadenó la Gran Depresión, los diferentes países fueron abandonando el sistema de cambio y cerrando sus economías para hacer frente a la profunda crisis económica del período de entreguerras.

Puntos clave

  • Se celebró en 1922, en el marco del período de entreguerras.
  • Participaron representantes de 34 países.
  • Su principal objetivo fue generar acuerdos para la reconstrucción del comercio y el sistema financiero de Europa.
  • Se estableció un nuevo patrón de cambio para el intercambio internacional.
  • Sus efectos fueron limitados, ya que la crisis de la Gran Depresión llevó a que los países europeos cerraran sus economías.

Principales acuerdos de la Conferencia de Génova

La conferencia fue convocada por la Sociedad de las Naciones y se celebró en la ciudad de Génova, Italia, entre abril y mayo de 1922. En ella, se reunieron representantes especialistas en economía de más de treinta países. 

La mayoría de los países sostenía que era importante reconstituir el comercio internacional en torno al patrón oro, que había funcionado durante cincuenta años antes de la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, el gran déficit de las economías nacionales destruidas por la guerra hacía difícil el proceso de reintegración comercial.  

Los economistas reunidos crearon un nuevo sistema de intercambio que se llamó “patrón cambio oro”. Mediante este sistema, se fomentaba que los gobiernos tuvieron una manera de regular el intercambio monetario a nivel nacional, que estimularan el compromiso de una política fiscal definida y que se crearan bancos centrales independientes. 

La Conferencia de Génova fue la primera conferencia tras la Primera Guerra Mundial a la que asistieron tanto la URSS como Alemania. Estos países se hallaban en conflicto porque la URSS se negaba a pagar la deuda internacional que había sido tomada por el anterior gobierno del zar Nicolás II. 

El gobierno bolchevique de la URSS vio en la Conferencia de Génova una oportunidad para  debatir la cuestión en una reunión internacional e intentar un acercamiento a la trama europea de naciones.

Las naciones acreedoras demandaron a las autoridades soviéticas el reconocimiento de la deuda e indemnizaciones por las propiedades confiscadas. El representante soviético, Georgi Chicherin, ofreció reconocer parte de la deuda a cambio de la cancelación de las compensaciones reclamadas por los daños infligidos durante la guerra civil rusa. 

Sin embargo, las diferencias entre las potencias europeas y su desconfianza hacia la URSS, reafirmada tras el anuncio del Tratado de Rapallo entre Alemania y la URSS, hicieron imposible cualquier tipo de acuerdo.

Resultados de la Conferencia de Génova

Los países firmantes y la mayoría de los economistas de renombre internacional apoyaron el acuerdo y el sistema de intercambio propuesto en la Conferencia de Génova. Sin embargo, algunos países retrasaron su ingreso con el fin de resguardar sus propias economías.

Por otro lado, en 1929 se desató la caída de la Bolsa de Wall Street y, en consecuencia, comenzó la Gran Depresión de la década de 1930. La crisis económica se expandió por todo el continente europeo y, entre 1930 y 1933, los países abandonaron el sistema de intercambio internacional basado en el patrón cambio oro. 

Sigue con:

Referencias

  • Britannica, The Editors of Encyclopaedia. (2023). "Conference of Genoa". Encyclopedia Britannica.
    https://www.britannica.com/ 
  • Comín Comín, F. (2014). “Los desequilibrios económicos de los años veinte”. En Historia económica mundial. Alianza Editorial. 
  • Thomson, D. (1995). “La década de la posguerra”. En Historia mundial de 1914 a 1968. Fondo de Cultura Económica.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Conferencia de Génova (1922)". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/conferencia-de-genova-1922/. Última edición: 2 octubre, 2023. Consultado: 9 julio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 2 octubre, 2023
Fecha de publicación: 28 septiembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)