Civilización micénica

Te explicamos qué fue la civilización micénica, su historia y cómo fue descubierta. Además, cuáles son sus características, arquitectura y más.

Civilización micénica
La civilización micénica se asentó en el Peloponeso, al sur de la actual Grecia.

¿Qué fue la civilización micénica?

La civilización micénica fue una civilización que se desarrolló en Grecia entre los siglos XVII y XII a. C., en la época previa a la civilización que conocemos como Antigua Grecia. Recibe el nombre por el poderoso reino de Micenas, que junto con el resto de los reinos aqueos, logró controlar el comercio y la política del Mediterráneo oriental.

Durante siglos, la sociedad moderna consideró que la civilización micénica era una cultura mítica, evocada por los griegos de la Antigüedad clásica. Sin embargo, en el siglo XIX, Heinrich Schliemann impulsó una serie de investigaciones que condujeron al descubrimiento arqueológico de las ciudades de Troya, Micenas y el resto de las ciudades aqueas.

Características de la civilización micénica son las leyendas de la Guerra de Troya, que llegaron a los griegos de la época clásica a través de mitos y leyendas. En La Ilíada y La Odisea, el poeta Homero (siglo VIII d. C.) narró estas historias y convirtió a la civilización micénica en antecedente fundamental de la cultura griega del mundo antiguo.

Ver además: Civilización bizantina

Cultura de la civilización micénica

civilización micénica
Muchas ciudades se construyeron en las alturas, para facilitar su defensa.

Los principales rasgos culturales de la civilización micénica son:

  • Mito fundacional de Micenas. Según la mitología griega clásica, Perseo era un semidiós hijo de Zeus, rey de los dioses, y Dánae era una mortal hija de Acrisio, rey de Argos. Perseo se convirtió legítimamente en el rey de Argos cuando mató por accidente a su abuelo Acrisio. Sin embargo, Perseo rechazó el trono y lo cedió a su tío Megapentes. En lugar de reinar sobre Argos, Perseo decidió fundar una nueva ciudad, a la que llamó Micenas.
  • Escritura. La civilización micénica desarrolló un tipo de escritura que los historiadores llaman Lineal B. En tablillas de arcilla registraban la producción y los intercambios que se realizaban desde los palacios.
  • Arquitectura. La arquitectura micénica se caracterizó por la fortificación de los centros urbanos. Habitualmente existía una acrópolis, es decir, una parte elevada de la ciudad que facilitaba su defensa. También son característicos de esta cultura los palacios que se organizaban alrededor de un conjunto de patios. Los palacios eran centros administrativos que incluían, además de almacenes y talleres, un salón central donde se ubicaba el trono.
  • La Guerra de Troya. La guerra de Troya fue un conflicto bélico entre los pueblos de la península griega y los habitantes de Troya, una ciudad de Asia Menor. Durante siglos, la civilización moderna consideró a este hecho como un mito. Sin embargo, con el descubrimiento de Micenas, se comprobó que no solo existió un conflicto bélico entre griegos y troyanos, sino una serie de expediciones griegas hacia Troya durante la Edad de Bronce, entre los siglos XIII y XII a. C. La guerra de Troya fue narrada en los poemas La Ilíada y La Odisea de Homero, un poeta que vivió en el siglo VIII a. C.

Ubicación geográfica y temporal de la civilización micénica

Hacia el 1600 a. C., los aqueos (un pueblo de origen indoeuropeo) migraron hacia la región del Mediterráneo oriental y se asentaron en la península del Peloponeso. Con el tiempo, se expandieron por la región y comenzaron a disputar la supremacía comercial liderada por los reinos cretenses.

El reino de Micenas se impuso como el más poderoso entre los pueblos aqueos. Hacia 1450 a. C., conquistó Creta y se apoderó del palacio de Cnosos, su principal centro urbano.

Durante casi 200 años la civilización micénica controló el Mediterráneo oriental. A mediados del siglo XIII a. C., algunos reinos micénicos se aliaron para conquistar la ciudad de Troya, que controlaba el paso del mar Egeo al mar Negro, fundamental en la red comercial de la época.

Sin embargo, una crisis perturbó el poder de los aqueos en la región y llevó al despoblamiento de varias regiones de Grecia. Algunos historiadores creen que se debió al ingreso de los pueblos dorios y su superioridad militar (poseían armas de hierro). Otros consideran que las disputas entre los distintos reinos aqueos llevaron al debilitamiento de su poder.

Organización política de los Micenas

La civilización micénica estaba dividida en una serie de reinos aliados pero independientes. Los reinos micénicos más importantes fueron Micenas, Tirinto, Orcómenos y Pilos.

Estos reinos estaban liderados por una aristocracia guerrera y un conjunto de funcionarios. El wanax (rey) era la autoridad más importante de cada reino y concentraba el poder político, militar y económico. Era secundado por un jefe militar, conocido como lawagetas y una tropa militar, llamada eqetai. A continuación en la jerarquía política se encontraban los telestai, que cumplían funciones administrativas y militares de menor rango.

Economía de la civilización micénica

La base de la economía micénica se organizaba en torno a la agricultura, la ganadería, la artesanía y el comercio. La producción era realizada por los hombres libres, y el grupo palaciego se ocupaba de registrar y supervisar, a través de sus funcionarios, todas las actividades del sistema económico.

La población campesina se dedicaba a la agricultura, principalmente de cereales, olivos y viñas y a la ganadería de ovejas y cabras. Alrededor de los palacios se organizaba el trabajo artesanal, que incluía la producción textil y metalúrgica.

Religión micénica

civilización micénica
En Micenas existían rituales en los que se ofrecían ofrendas a los dioses.

La religión micénica era politeísta, es decir, creían en varios dioses. Las representaciones de sus dioses eran antropomórficas: se parecían a los seres humanos y compartían hábitos y conductas.

Si bien no se conoce con exactitud el panteón micénico, muchos dioses que pertenecieron a la cultura griega clásica posterior, fueron tomados de esta cultura. De acuerdo a la mitología, Zeus reinaba el panteón divino desde la cumbre del monte Olimpo. Cada divinidad representaba una característica o atributo:

  • Hermes: mensajero del Olimpo
  • Ares: dios de la guerra
  • Atenea: diosa de la guerra y las artes
  • Dionisio: dios del vino y los placeres
  • Artemisa: diosa de la naturaleza

Sociedad micénica

La sociedad se diferenciaba por sus riquezas y su acceso al poder.

En la cúspide de la escala social se hallaba el wanax (rey) con su corte de funcionarios, como los lawagetas, y los sacerdotes religiosos, llamados telestai. Estos cargos eran ocupados por una aristocracia que vivía en las ciudades y era mantenida a través de los tributos y la actividad comercial del reino.

El resto de los ciudadanos constituían el damos (pueblo). Los agricultores debían responder a la autoridad de los basileis, que eran los líderes de las aldeas. Para poder acceder a la posesión de la tierra, los campesinos debían realizar tareas a su pedido. Además, existían artesanos que trabajaban para los palacios y la corte real. Se destacaban especialmente en la producción de armas y objetos decorativos.

Por último, existían esclavos, que no eran considerados como parte del damos. Eran prisioneros de guerra y sus descendientes, y no tenían derechos.

Descubrimiento de Micenas

civilización micénica
Schliemann hizo investigaciones en Grecia para encontrar Micenas.

Heinrich Schliemann era un millonario prusiano interesado en la historia antigua y la arqueología. Atraído por la historia de la Guerra de Troya, en 1870 realizó investigaciones que llevaron a las ruinas de la ciudad de Troya, que hasta ese momento la comunidad científica consideraba un mito.

Una vez comprobada la existencia real de Troya, Schliemann continuó sus investigaciones en territorio griego para encontrar Micenas, la ciudad donde se había originado la expedición a Troya.

En 1874 realizó descubrimientos que confirmaban la existencia de una cultura posterior al apogeo minoico y previo a la llamada Edad Oscura. Por haber sido descubierta en la ciudad de Micenas, la cultura fue llamada micénica.

Referencias

  • Pomeroy, S., Burstein, S. M., Donlan, W., & Tolbert, J. (2003). La Grecia primitiva y la Edad de Bronca. Antigua Grecia. Editorial Crítica
  • Fernández Nieto, F. J. (2005). Las civilizaciones prehelénicas y el mundo micénico. Historia antigua de Grecia y Roma. Tirant lo Blanch.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Civilización micénica". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/civilizacion-micenica/. Última edición: 13 marzo, 2023. Consultado: 17 julio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 13 marzo, 2023
Fecha de publicación: 24 septiembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)