Torre Eiffel

Te explicamos qué es la Torre Eiffel, cómo son sus dimensiones, estructura y diseño. Además, sus características, funciones y más.

Torre Eiffel
LaTorre Eiffel involucró las labores de 50 ingenieros y 150 operarios de fábrica.

¿Qué es la Torre Eiffel?

La Torre Eiffel, inicialmente bautizada como “Torre de 300 metros” (Tour de 300 mètres) es un monumento de hierro pudelado (refinado) diseñada por los ingenieros franceses Maurice Koechlin y Émile Nouguier, junto con el arquitecto Stephen Sauvestre, y construida en París para la Exposición Universal de 1889 por Alexandre Eiffel.

La Torre Eiffel tardó dos años, dos meses y cinco días en construirse, e involucró las labores de 50 ingenieros y 150 operarios de fábrica, así como 18.038 piezas de hierro y más de 5000 diseños de taller. Aunque en su momento generó controversia entre el público que la consideraba un monstruo metálico, hoy en día constituye uno de los símbolos más emblemáticos de la capital francesa y un punto turístico de absoluto interés.

La Torre Eiffel fue la estructura más elevada del mundo durante 41 años.

Ver además: Taj Mahal.

Dimensiones de la Torre Eiffel

Torre Eiffel
El total del hierro de la Torre Eiffel pesa 7.300 toneladas.

La Torre Eiffel tiene 300 metros de alto, prolongados luego hasta los 324 mediante una antena radial en su tope, y una anchura de 124,90 metros. Tiene tres plantas habitables distintas, una a los 57,64 metros de altura, otra a los 115,73 metros, y la última a los 276 metros de altura, desde las cuales puede verse la ciudad a la redonda.

La torre completa descansa sobre una base de hormigón de 2 metros, a su vez ubicada sobre un lecho de grava en unos cimientos de casi 7 metros de profundidad. El total del hierro de la torre pesa 7.300 toneladas.

Ubicación de la Torre Eiffel

Se encuentra al extremo del Campo de Marte, a la orilla sur del Río Sena, en el séptimo distrito de la capital francesa de París. Se ha convertido en un verdadero ícono de la ciudad, y recibe 7,1 millones de turistas anuales, para un total de 250 millones de visitantes desde su inauguración.

Estructura y Diseño de la Torre Eiffel

Torre Eiffel
Los arcos de la Torre Eiffel miden en total 74 metros.

La torre está integrada por los tres niveles habitables descritos, más un nivel intermedio, así como por una base y distintos cimientos, pilares y arcos.

  • Base. Un cuadrado de 125 metros de lado y de hormigón, que sostiene la torre completa.
  • Cimientos. Cada uno instalado en un pozo de cimentación, dos hacia la Academia Militar Francesa y dos hacia el río Sena, se trata de cuatro pilares con enormes pernos de sujeción de 78 dm de longitud.
  • Los pilares. En éstos se hallan las casetas de venta de boletos (pilares norte y oeste) y los ascensores (pilares norte, este y oeste), así como las escaleras abiertas al público hasta el segundo piso.
  • Los arcos. A 39 metros del suelo, se tienden sobre los pilares y tienen un diámetro total de 74 metros. Son meramente estéticos.
  • Primera planta. Con una superficie de 4200 metros cuadrados, soporta a tres mil personas simultáneamente, en una galería provista de catalejos y mapas de París para observar a la redonda. Allí se encuentra también el restaurante 58 Tour Eiffel y la sala Gustave Eiffel de conferencias y usos múltiples.
  • Segunda planta. Con una superficie de 1650 metros cuadrados y capacidad para 1600 personas a la vez, permite observar a casi 60 kilómetros en promedio a la redonda. Aquí se encuentra el restaurante Le Jules Verne.
  • Planta intermedia. Equidistante al primer y segundo niveles en 80 metros, este nivel no está abierto al turismo, sino que alberga la maquinaria necesaria para los ascensores.
  • Tercera planta. Con una superficie de 350 metros cuadrados y capacidad para 400 personas simultáneamente, se llega a este nivel únicamente por ascensor. Allí se encuentra el Bar à Champagne y una escenificación de Gustave Eiffel recibiendo a Thomas Edison.

Movimiento de la Torre Eiffel

Torre Eiffel
El viento puede llegar a sacudir la Torre Eiffel hasta nueve centímetros.

Se dice que la torre “escapa del sol”, lo cual se debe a la dilatación del metal por el calor recibido durante el día. Su lado más soleado se dilata lo suficiente para torcer levemente (aproximadamente unos 18cm) a la torre hacia el lado contrario.

De manera similar, el viento sacude la torre hasta unos 9 centímetros máximo, si bien su construcción contempló en todo momento, al contrario de lo que acusaban los diarios de la época, las fuerzas del viento en su diseño. No en balde la empresa de Eiffel era una célebre constructora de puentes.

Estética de la Torre Eiffel

Uno de los principales logros estéticos de la torre fue hacer de la estructura (el armazón) de la torre su máximo protagonista, siendo que hasta la época solía esconderse y cubrirse con cemento.

Esto le confirió un aspecto “inacabado” que fue motivo de críticas, pero que ha demostrado con el tiempo ser una combinación ideal de funcionalidad y estética minimalista.

Funciones radiales de la Torre Eiffel

Torre Eiffel
La Torre Eiffel opera como antena en la transmisión de programas de radio y televisión.

Poco después de su inauguración, la Torre Eiffel fue empleada para pruebas militares con antenas de comunicación, sacando provecho a su altura y posición en la urbe francesa.

Hoy en día, de hecho, la torre no solo cumple funciones turísticas y decorativas, sino que opera como antena en la transmisión de programas de radio y televisión locales, a través de sus 116 antenas instaladas.

Mantenimiento de la Torre Eiffel

Para evita la oxidación del hierro de la torre, se requieren cada siete años unas 60 toneladas de pintura, administradas por la fundación que regenta la torre. Ha sido pintada al menos 19 veces desde su construcción. La torre brinda empleo directo a 500 personas más o menos, entre empleados y personal de la fundación (SETE por sus siglas en Francés).

Tributo a científicos Torre Eiffel

Como un tributo a la inventiva del hombre, Eiffel colocó en la torre los apellidos de 72 matemáticos, ingenieros y científicos franceses (casi todos).

Iluminación de la Torre Eiffel

Torre Eiffel
La Torre Eiffel fue escenario de numerosas iluminaciones artísticas.

Dada la enorme presencia de la torre en la ciudad, se la suele iluminar desde su inauguración misma (mediante luces a gas). Actualmente posee focos que vislumbran la noche parisina, así como miles de bombillas centelleantes que recorren su cuerpo metálico.

Además, se la ha hecho escenario de numerosas iluminaciones artísticas, propagandísticas o, incluso, conmemorativas, como su iluminación con los colores de la bandera azul de la Unión Europea cuando Francia recibió la presidencia rotativa de dicha organización.

Por último, cada 14 de julio, se disparan desde su segundo piso fuegos artificiales, para celebrar el día nacional de Francia.

Importancia cultural de la Torre Eiffel

Torre de tokyo
Existe una replica de la Torre Eiffel en la ciudad de Tokyo en Japón.

No sólo es un símbolo parisino y francés por excelencia, sino que la Torre Eiffel ha hecho su entrada en numerosas representaciones artísticas, fotográficas, iconográficas e incluso literarias. Se halla presente en monedas, canciones, cuadros, postales, historietas, filmes, caligramas y un sinfín de producciones culturales.

Además, es un lugar histórico significativo, en el que se retrataron los nazis durante su ocupación de Francia, y en donde numerosos retos deportivos se han llevado a cabo. Tanto así, que existen réplicas en Las Vegas (EEUU), Durango (México) y Tokio (Japón).

¿Cómo citar?

"Torre Eiffel". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/torre-eiffel/. Última edición: 23 enero, 2023. Consultado: 28 febrero, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 23 enero, 2023
Fecha de publicación: 21 marzo, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)