Darwinismo social

Te explicamos qué es el darwinismo social y cuál es su origen. Además, la historia de este conjunto de teorías y los problemas teóricos que plantea.

Herbert Spencer
Herbert Spencer fue el fundador del darwinismo social.

¿Qué es el darwinismo social?

El darwinismo social es el nombre con el que se conoce a una serie de ideas sociológicas, económicas y políticas de tipo biologicista y evolucionista. Estas afirman que la teoría de la evolución de Charles Darwin tiene aplicaciones sociales. Debido a esta afirmación, se considera que el darwinismo social es una forma de reduccionismo biológico.

El darwinismo social sostiene que la abundancia y riqueza económica corresponden a los más fuertes por su buena adaptación biológica, mientras que aquellos que son débiles en términos biológicos ven decrecer su poder y riquezas de forma natural. Esto supone una justificación de la agresividad de la sociedad liberal, así como un intento pseudocientífico de explicar las diferencias económicas y sociales de clase.

Esta corriente de pensamiento sociológico se inició con la filosofía de Herbert Spencer (1820-1903), naturalista, sociólogo, filósofo y antropólogo inglés. Spencer es considerado el padre del darwinismo social y fue el primer teórico que buscó las bases de la moral en la evolución biológica, extrapolando la teoría evolucionista de Darwin al terreno de la sociología.

Tanto la obra de Spencer como las otras formas de darwinismo social han sido recibidas de forma controversial. Si bien fue fuertemente recibido en sus orígenes, debido a su asimilación al fascismo, el darwinismo social ha sido mayormente rechazado por la mayoría de los intelectuales de la primera parte del siglo XX europeo. Autores como Gyorgy Lukács (1885-1971) han conectado al darwinismo social con el racismo que le precede y el fascismo subsiguiente.

Puntos clave

  • El darwinismo social es una teoría que usa las ideas evolutivas de Darwin para explicar aspectos sociológicos.
  • El fundador de esta corriente de pensamiento es Herbert Spencer (1820-1903), naturalista y sociólogo inglés.
  • Las ideas centrales del darwinismo social incluyen la supervivencia de los más aptos y la idea de selección natural.

Origen del término “darwinismo social”

El origen del término “darwinismo social” es controvertido. Si bien es cierto que su principal teórico fue Spencer, muchos autores de la época desarrollaron ideas similares a Spencer, principalmente gracias al contexto en el que escribieron. Algunos de ellos fueron Thomas Malthus (1766-1834) y Francis Galton (1822-1911).

El darwinismo social toma su nombre de la teoría de Darwin. En efecto, el conjunto de teorías recibe su nombre por su tendencia a extrapolar las teorías evolucionista y de selección natural darwinianas al estudio de la sociedad por parte de sociólogos y economistas.

El uso del término “darwinismo” procede del artículo publicado por Thomas H. Huxley (1825-1895) en su comentario de 1861 a El origen de las especies, de Charles Darwin. La frase “darwinismo social” apareció por primera vez en el artículo de 1877 de Joseph Fisher titulado La historia de la propiedad de la tierra en Irlanda. Sin embargo, no fue hasta 1944 que el término se popularizó en los Estados Unidos gracias al historiador norteamericano Richard Hofstadter (1916-1970).

Historia del darwinismo social

El darwinismo social tiene su origen en la teoría evolucionista y de selección natural de Charles Darwin. Las ideas de Darwin supusieron el abandono definitivo de las teorías del fijismo (la concepción del mundo como una realidad fija e inmutable desde su creación) y dieron paso a la idea de selección natural y evolución de las especies.

Herbert Spencer, sin embargo, sostuvo que la idea surgió a partir de su propia obra y que no fue una extrapolación del trabajo de Darwin. Esto es cierto en la medida en que la obra de Spencer se vio influenciada por los trabajos de Thomas Malthus (1766-1834) y por la teoría del lamarckismo. El lamarckismo es el término que se utiliza para referirse a la teoría de la evolución desarrollada por el conde de Lamarck, Jean-Baptiste Pierre de Monet (1744-1829).

La mayoría de aquellos que adhieren al darwinismo social no utiliza el término para referirse a sus ideas. Esto se debe a que, en sí, existen numerosas definiciones al respecto, muchas incluso incompatibles entre sí. El Concise Oxford Dictionary of Politics sostiene que parte de la dificultad para establecer un uso adecuado y común es que el compromiso con la biología de la selección natural y la supervivencia del más apto no implica un compromiso político. Así, un darwinista social podría ser un socialista, un imperialista o un eugenista doméstico.

Por otro lado, el término “darwinismo” incluye una serie de puntos de vista evolutivos cuyo sentido fue desplazado por Spencer hacia la “supervivencia del más fuerte”. La mayoría de estas ideas, referidas en general cuando se habla de “darwinismo social”, tienen su origen en trabajos anteriores a la obra de Darwin, por lo que no debe entenderse una conexión directa ligada al uso del término.

El problema teórico del darwinismo social

El darwinismo social encierra, de manera teórica, algunos puntos contradictorios que se relacionan con dos aspectos centrales de la teoría de Darwin. El primero se refiere a la supervivencia por selección natural. El segundo, subsumido en el primero, se refiere al comportamiento de “competición” de los individuos de una misma especie para encontrar alimento, escapar de los depredadores o generar descendencia. Esto es lo que se conoce como “supervivencia del más apto”. Sin embargo, no fue Darwin sino Spencer quien acuñó el vocablo «supervivencia de los más aptos» en su libro Principios de Biología (1864).

  • Falacia de equivalencia. El primer punto contradictorio se vincula a la afirmación de que la supervivencia de la especie humana por selección natural es equivalente a la supervivencia de otras especies animales. Esto es erróneo: la única especie humana actual es la dominante en la escala de depredación sobre el resto de las especies vivas del planeta. No hay ninguna lucha para mantener a la especie frente a otras especies de animales. Apelar a este argumento es una falacia de equivalencia.
  • Falacia lógica naturalista. Las sociedades humanas se rigen por leyes propias y, por el contrario, los animales se rigen por leyes naturales, determinadas por instinto. Prescribir el mundo natural al mundo social, significa que el “ser” algo, implica un “deber ser algo”. Así, desde una descripción –ser–, se derivaría una prescripción –deber–. Esta es una falacia lógica naturalista.

Referencias

  • Vicén, F. G. (1984). El darwinismo social: Espectro de una ideología. Anuario de filosofía del derecho, (1), 163-176.
  • Espina, Á. (2005). Presentación: El darwinismo social: de Spencer a Bagehot. Reis, (110), 175-187.
  • Calvo, B. B. (2012). Liberalismo económico y darwinismo social. Sobre la figura de Herbert Spencer. Astrolabio: revista internacional de filosofía, 47-54.
  • Pérez, J. L. M. (2009). La ideología del" darwinismo social": la política social de Herbert Spencer (I). Documentación Laboral, (87), 11-80.

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Darwinismo social". Autor: Juan Pablo Segundo Espínola. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/darwinismo-social/. Última edición: 11 diciembre, 2023. Consultado: 22 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Juan Pablo Segundo Espínola

Licenciado en Filosofía (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 11 diciembre, 2023
Fecha de publicación: 17 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)