Imperio chino

Te explicamos qué fue el Imperio chino, cómo se originó y sus diferentes etapas. Además, sus características generales, religión y más.

imperio chino - muralla
El Imperio Chino abarca desde la dinastía Qin hasta la dinastía Qing.

¿Qué fue el Imperio chino?

El Imperio chino fue un Estado que existió entre 221 a. C. y 1912 d. C. en Asia Oriental. A lo largo de su historia, el Imperio estuvo bajo el gobierno de diferentes dinastías, aunque su unidad fue interrumpida en distintas ocasiones por guerras civiles, invasiones de pueblos extranjeros o por la división territorial en diversos reinos. 

La dinastía Qin fue la primera en unificar el territorio chino bajo su gobierno, y la última en hacerlo fue la dinastía Qing.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo existió el Imperio chino?

El Imperio chino existió por más de dos mil años: se fundó con la dinastía Qin en 221 a. C. y terminó con la caída de la dinastía Qing en 1912 d. C.

¿Cómo era el poder en el Imperio chino?

El Imperio chino era una monarquía gobernada por un emperador que tenía autoridad ilimitada sobre el Estado y sus ciudadanos. El gobernador era asistido por una burocracia compuesta por funcionarios profesionales que accedían a su cargo a través del mérito y la educación.

¿Qué aportes e inventos se crearon en el Imperio chino?

Entre los principales inventos creados en el Imperio chino se encuentran la brújula, el papel, la pólvora, la seda, la porcelana y la imprenta.

¿Quiénes fueron los emperadores más importantes del Imperio chino?

Entre los emperadores más destacados de la historia china se encuentran Qin Shi Huang (259-210 a. C.), Han Wu Di (156-87 a. C.), Tang Taizong (599-649 d. C.), Song Renzong (1010-1063 d. C.) y Qing Kangxi (1654-1722 d. C.).

Ver además: Imperio bizantino

Ubicación del Imperio chino

El Imperio chino estaba ubicado en Asia Oriental, en las llanuras rodeadas por el río Amarillo y el río Azul. Se trata de un territorio fértil que se encuentra entre las mesetas de Asia Central al norte, los ríos Azul y Amarillo al sur, la cadena montañosa de Tíbet, Pamir e Himalaya al oeste y el océano Pacífico al este. 

A lo largo de su historia, el territorio controlado por el gobierno imperial fue cambiando. En su momento de mayor extensión, el Imperio llegó a ocupar los territorios de la actual República Popular de China y Mongolia. 

Origen del Imperio chino

guerreros de terracota - imperio chino
El ejército de Qin Shi Huan está representado con 8.000 Guerreros de Terracota.

Al estar rodeada de montañas, desiertos y mares, la cultura china se mantuvo aislada de las demás civilizaciones del mundo antiguo. Los primeros asentamientos permanentes en el territorio chino surgieron hacia el 3000 a. C., a orillas de los ríos Amarillo y Azul. Se cree que hacia el siglo XVIII a. C., la dinastía de reyes Chang gobernaba parte de la región. Luego, en el siglo XI a. C., la dinastía de los Chou la sucedió. 

Llegado el siglo V a. C., se inició un período conocido como los “Reinos Combatientes”, durante el que se enfrentaron siete reinos por el control del territorio. En el año 221 a. C., Shi Huang-ti, el monarca del reino de Qin, logró imponerse sobre el resto de los reinos y fundó el Imperio chino.

Imperio temprano (221 a.C.-589 d.C.)

Dinastía Han - Imperio Chino
Los Qin fueron derrotados y reemplazados por los Han.

La primera etapa del Imperio chino se inició con la dinastía Qin. Para controlar a los nobles guerreros y mantenerlos bajo su influencia central, el emperador adoptó el legalismo como doctrina esencial del Imperio, una escuela filosófica que postulaba que el Estado debía engrandecerse para el bienestar del pueblo. El soberano debía ser obedecido incondicionalmente y tenía derecho a usar la fuerza para imponerse en caso de desobediencia. 

A su vez, la población quedó sometida a una disciplina rigurosa y se prohibió la expansión de ideas contrarias. El emperador estableció la quema de libros confucionistas (otra filosofía china, basada en las ideas de Confucio) y persiguió a los intelectuales opositores.

Por otro lado, Shi Huang-ti creó un sistema de administración estatal profesional. Para ello, fundó una escuela de administración civil en la que se formaba a funcionarios con el objetivo específico de cumplir tareas de administración estatal. También dividió el imperio en 36 regiones administrativas y estableció una organización civil y militar. 

Con el objetivo de consolidar la unión imperial, inició la construcción de una red de caminos y canales, y unificó la moneda, la escritura y el sistema de pesos y medidas en todo el territorio. Además, estableció el servicio militar obligatorio para los varones. 

Asimismo, durante la dinastía Qin, se comenzaron las obras de la Gran Muralla, a través de la unificación de las diferentes fortificaciones preexistentes. 

Hacia el año 206 a. C., los Qin fueron derrotados y reemplazados por la dinastía Han, que gobernó por cuatro siglos e introdujo el confucionismo al Estado. El confusionismo postulaba la importancia de las normas morales para el rey y sus consejeros, y la disciplina moral de los súbditos a través de la educación y el trabajo.

Este período culminó en el año 220 d. C., cuando el Imperio se dividió en tres reinos distintos: Wei, Shu y Wu. Se trató del primer paso hacia la era de las Seis Dinastías, un prolongado período de división y guerras civiles que vio su fin hacia el año 589 d. C., cuando la dinastía Sui derrotó a todos sus rivales.

Imperio medio (589-1279 d. C.)

Genghis Khan - Imperio Chino
El Imperio chino cayó en manos de los sucesores de Gengis Khan en 1279.

En 589, la dinastía Sui logró la reunificación del Imperio chino. Llevó a cabo una serie de reformas institucionales con el objetivo de consolidar el poder imperial. Además, inició grandes obras públicas, como el Gran Canal y la extensión de la Gran Muralla. 

En 618 asumió el gobierno la dinastía Tang con el emperador Li Yuan. Su gobierno es considerado como una época de grandeza estatal y esplendor cultural, en el que se desarrollaron especialmente la poesía y la pintura. 

Entre 907 y 960 d. C., el Imperio quedó dividido durante el período conocido como “Las cinco dinastías y los diez reinos”, hasta que la dinastía Song logró reunificar parte del territorio. En esta etapa, la población china creció enormemente y aparecieron una serie de inventos que promovieron las actividades culturales, como un sistema de impresión con tinta y nuevas técnicas de trabajo de porcelana. Es una época marcada por la difusión de la literatura, los espectáculos y la filosofía neoconfucionista.  

En 1279, China fue conquistada por el Imperio mongol, en manos de los sucesores de Gengis Khan. Este pueblo controló la totalidad de la nación, reunificó su gobierno, llamó a la región “Manzi” y la dejó en manos de una dinastía creada por ellos, los Yuan.

Imperio tardío (1368-1912 d. C.)

El Imperio tardío se inició con la caída del Imperio mongol y el retorno de las dinastías chinas, que fueron la Ming y la Qing. Este período culminó con la derrota del Imperio a manos de potencias extranjeras como el Imperio británico (en las Guerras del Opio) y una situación de malestar e inestabilidad que forzó a los Qing a una serie de reformas institucionales.

Sin embargo, la desastrosa guerra sino-japonesa que culminó en 1895, arrebatándole a China el control de la península de Corea y de la isla de Taiwán, causó el suficiente malestar en la población como para atreverse a reformas más sustanciales. Sun Yaet-sen lideró las fuerzas republicanas hasta desencadenar la Revolución de Xinhai (o Revolución japonesa de 1911), en la que se produjo un levantamiento militar que puso formalmente fin al Imperio chino.

Religión y creencias en el Imperio chino

En la historia del Imperio chino se desarrollaron diferentes sistemas de creencias y formas de concebir la vida. Todas ellas convivieron en la sociedad china a lo largo de los años e influenciaron todos los ámbitos de la sociedad. Entre las más importantes se encuentran:

  • Confusionismo. Fue una filosofía fundada por Confucio en el siglo V a. C., que enseñaba sobre la importancia de la educación moral para alcanzar la armonía personal y la armonía social. Promovía el honor, la benevolencia, la lealtad y el respeto a la tradición y a los ancianos. 
  • Legalismo. Fue una ideología política que tuvo gran influencia en China desde el siglo IV a. C. Los filósofos Shang Yang y Han Feizi sostenían la necesidad de establecer un orden a través de la disciplina y la obediencia. Esta ideología defendía el uso de la fuerza y el establecimiento de leyes estrictas para el bienestar general. 
  • Taoísmo. Fue un sistema de creencias desarrollado por Lao Tsé hacia el siglo VI a. C. (no hay certeza sobre sus años de vida). Esta filosofía se basa en la noción del Tao, que se entiende como el “camino” que subyace al universo y guía a todas las cosas. Promueve una vida en armonía con el orden natural, la espontaneidad y la simplicidad para alcanzar la paz interior y exterior. 
  • Budismo. Esta religión se introdujo en China hacia el siglo I a. C. y se basa en las enseñanzas de Buda, un maestro de la India. A través de la introspección y la meditación, se busca la superación del sufrimiento y la iluminación espiritual. 

Cultura del Imperio chino

A lo largo de su historia, el Imperio chino ha desarrollado una gran tradición cultural, muy heterogénea y marcada por las diferentes transformaciones de la sociedad china. El confucionismo, el taoísmo y la escuela legalista influenciaron las prácticas culturales de los diferentes momentos de la historia china.

Sin embargo, hay ciertos elementos comunes que caracterizaron el arte chino y lo diferenciaron del de otras culturas:

  • Búsqueda de la armonía. Las composiciones artísticas buscaban una representación visual equilibrada y armónica. En la estética se optaba por la serenidad y la calma. 
  • Énfasis en el simbolismo. Las expresiones artísticas se vinculaban con la transmisión de valores, creencias e ideas. A través del uso de diferentes materiales, colores, texturas y objetos, los chinos buscaban simbolizar significados más profundos. Entre los símbolos más comunes del arte chino se encuentran el dragón, el fénix, la flor de loto, el agua y otros elementos de la naturaleza. 
  • Admiración por la naturaleza. El respeto por el orden natural y la vida de todos los seres es un motivo característico de todo el arte chino. Este rasgo deriva de la influencia del taoísmo, que promovía la vida en armonía con el flujo natural del universo. 
  • Preferencia por la simplicidad. La elección de estéticas simples, con trazos claros y formales, marcó el arte de diferentes períodos de la historia china. Aunque podían existir motivos intrincados y detallados, se hacían en composición con la simplicidad y el refinamiento. 

Por otro lado, la cultura china desarrolló un estilo arquitectónico basado en la simetría bilateral, la utilización de puntas encorvadas en los aleros, el cercamiento de espacios, el énfasis en las líneas horizontales y la incorporación de nociones filosóficas sobre el espacio (feng shui)

La República de China

China-min
La República sucedió al Imperio desde 1912 hasta 1949.

La República de China fue la forma de gobierno que sucedió al Imperio a partir de 1912. Duró hasta 1949, cuando culminó la guerra civil china con la victoria de Mao Tse-Tung y las fuerzas revolucionarias comunistas.

A partir de entonces, el país pasó a llamarse República Popular China y las fuerzas de la antigua República debieron exiliarse en la isla de Taiwán, donde aún gobiernan.

Imperio chino de 1915-1916

El Imperio chino de 1915-1916 fue el intento fracasado del militar Yuan Shikai de retornar la República de China a su tradición imperial, en un brevísimo gobierno de corte dictatorial y luego monárquico constitucional, que tuvo numerosos opositores. El fin de este fugaz imperio sumergió a China en la era de los Señores de la Guerra (1916-1928).

Sigue con:

Referencias

  • Ackermann, M. E. (2008). Chronology; Tang dynasty; Neo confucianism; Song dynasty. En Encyclopedia of World History, vol II:The Expanding World: 600 to 140. Facts on File. 
  • Ceinos, P. (2006). Historia breve de China. Editora Objetiva.
  • Galliano, A., Katz, M. y otros. (2015). El lejano Oriente: la China. Ciencias Sociales. Historia y espacios geográficos desde el origen del hombre hasta la Edad Media. Edelvives.
  • Lewis, J. W., Young, E. P., Zürcher, E. y otros. (2023). China. Encyclopedia Britannica.https://www.britannica.com/place/China

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Imperio chino". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/imperio-chino/. Última edición: 10 abril, 2024. Consultado: 24 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 10 abril, 2024
Fecha de publicación: 8 agosto, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)