Imperio mongol

Te explicamos qué fue el Imperio mongol, cómo se originó y cómo se expandió. Además, cuáles son sus características, organización política y más.

El Imperio mongol fue fundado por Gengis Kan en 1206.

¿Qué fue el imperio mongol?

El Imperio mongol fue un Estado imperial que existió entre 1206 y 1368 d. C. Fue fundado por Genghis Khan (1167-1227) en la estepa de Asia Central y alcanzó a ocupar más de veintitrés millones de kilómetros cuadrados, lo que lo convirtió en el imperio de territorio contiguo más extenso de la historia. Llegó a ocupar la superficie de los actuales Corea, China, Afganistán, Persia, Asia Central, Rusia y el este de Europa hasta la actual Hungría.  

Antes de formar un imperio, los mongoles eran una sociedad de tribus nómadas y guerreras que, hasta el siglo XIII, se enfrentaban entre sí. Genghis Khan logró unificar a las diferentes tribus bajo su mando y enfrentarlas contra las sociedades vecinas, a las que fue conquistando hasta conformar un enorme imperio. A su muerte, sus hijos continuaron la expansión mongola y, en 1271 llegaron a completar su conquista de China y crear una dinastía imperial. 

El Imperio mongol estaba gobernado por un Gran Kan, que era un heredero legítimo de Gengis Kan y era aceptado por un consejo de líderes guerreros llamado kurultai. El imperio estaba dividido en kanatos, que eran dirigidos por diferentes ramas de la dinastía de Gengis Kan.

El Imperio mongol tuvo un ejército fuerte y eficaz que era temido por los pueblos vecinos por su brutalidad y sus casi inexistentes derrotas. Sin embargo, dentro del imperio convivieron cientos de sociedades muy diversas, a las que el gobierno imperial permitió mantener sus costumbres y creencias religiosas. A cambio, las autoridades locales debían pagar tributo en especie y jurar lealtad al Gran Kan. 

Inicios de imperio mongol

La expansión del Imperio mongol fue llevada a cabo por Gengis Kan y sus descendientes.

La creación del Imperio mongol

Durante el siglo XII, los mongoles eran un conjunto de tribus que habitaban las estepas de Asia central junto con pueblos de otros grupos étnicos túrquicos. Todas estas tribus eran nómadas y vivían en campamentos estacionales. Las condiciones climáticas de las estepas no permitían el desarrollo de cultivos, por lo que sus habitantes basaban su economía en la caza y la recolección. Cada tribu tenía su líder y se enfrentaban entre sí por recursos y el control de determinadas áreas de desplazamiento. 

A comienzos del siglo XIII, un guerrero llamado Temudjin se convirtió en el líder de una de las tribus mongolas. En poco tiempo logró hacerse aliados y derrotar a las tribus enemigas (naimanos, merkitas, tártaros, keraitas y calmucos, entre otras. 

En el año 1206, los líderes de diferentes tribus se reunieron en un concilio en Burkhan Khaldun y proclamaron la formación de una confederación mongola y le dieron a Temudjin el título de Gengis Kan (“Gran gobernante”). Desde entonces todas las tribus que quedaron bajo su mando fueron llamadas mongolas.  

Las conquistas de Gengis Kan (1207-1227)

Gengis Kan organizó a los guerreros de las diferentes tribus y los convirtió en un ejército. Además, creó una organización local, comenzó a cobrar un sistema de impuestos para administrar a las tribus confederadas y promulgó un código de leyes que estableció los castigos para los diferentes crímenes. 

Desde 1209, Gengis Kan se dedicó a liderar a su ejército en las campañas de conquista de los pueblos vecinos. Conquistó el reino Xi Xia (también llamado Imperio tangut) que era uno de los cuatro reinos en los que estaba dividido China en ese entonces. Entre 1211 y 1214, los ejércitos mongoles devastaron pueblos y ciudades del reino Jin, otro de los reinos chinos, y lograron conquistar parte de su territorio. 

En 1218, las tropas de Gengis ocuparon el kanato de Jara Jitai y para 1223 habían conquistado gran parte del Imperio jorezmita (que se encontraba en el actual Afganistán y norte de Irán). En 1226, Gengis Kan ordenó a sus tropas continuar sus avances hacia el oeste en Eurasia mientras él regresó para atacar al reino de Xi Xia, que había traicionado su compromiso de entregar tributos y hombres para el ejército. 

En 1227, Gengis Kan murió por problemas causados en una caída que había sufrido dos años antes mientras cazaba. Su cuerpo fue llevado de vuelta a Mongolia para ser enterrado en un lugar secreto en la montaña de Burkhan Khaldun. La leyenda cuenta que todos los que vieron el cortejo fúnebre del emperador fueron asesinados. 

Antes de morir, Gengis Kan estableció la división del imperio entre sus cuatro hijos Jochi, Chagatai, Ogodei y Tolui, y otros oficiales herederos. Además, decidió que Ogodei, su tercer hijo, lo sucediera en el cargo máximo de Gran Kan, con la aprobación del kurultai (el consejo de líderes guerreros mongoles).  

El gobierno de Ogodei Kan (1229-1241)

En 1229, el kurultai de los líderes mongoles confirmó a Ogodei como el nuevo Gran Kan. Ogodei estableció la capital del imperio en la ciudad de Karakorum y la rodeó con una muralla

Ogodei organizó a las tropas mongolas en cuatro ejércitos para llevar a cabo cuatro campañas militares con el objetivo de conquistar: 

  • Los territorios de Asia Central del otro lado de los Montes Urales y del río Volga, donde se encontraban los principados rusos.
  • Los territorios que quedaban del Imperio jorezmita (en la actual Irán) y Asia Menor.
  • Corea, que había sido conquistada por su padre pero había iniciado una rebelión.
  • El reino Jin, al norte de China, cuya conquista su padre no había alcanzado a completar. 

La expansión territorial del Imperio mongol bajo el gobierno de Ogodei fue espectacular. La campaña de conquista del reino chino Jin fue liderada por el propio Ogodei, que también consiguió un éxito rotundo y logró imponer el control mongol sobre todo el norte de China. Además, la rebelión en Corea fue aplastada y los ejércitos enviados a Asia Menor lograron incorporar los territorios de Persia y del Cáucaso al imperio. 

La campaña de Asia Central fue dirigida por el general mongol Subotai, uno de los guerreros más importantes de Gengis Kan y fue un éxito militar constante. En poco tiempo conquistó las tribus túrquicas de las estepas de Asia Central, los principados rusos (excepto Novgorod) y continuó sus conquistas hacia occidente: Ucrania, Moravia, Polonia y Hungría. En 1241 el ejército mongol liderado por Subotai se encontraba en las puertas de la ciudad de Viena, cuando llegaron las noticias de la muerte de Ogodei.  

Cuando Ogodei terminó su conquista del reino Jin abandonó el liderazgo militar, volvió a Karakorum y se dedicó a la vida de placeres. Su segunda esposa, Toreguene, intentó consolidar su poder, con el objetivo de lograr la elección de su hijo Guyuk como el próximo Gran Kan. Ogodei murió en un accidente de caza y fue enterrado en Zungaria. 

La sucesión de Ogotai Kan

Cuando Ogotai murió en 1241, Toreguene se convirtió en la regente imperial hasta que el kurultai eligiera al próximo Gran Kan. Esto era una costumbre mongola que nacía de la necesidad de que los líderes guerreros mongoles regresaran de sus campañas militares para poder celebrar el kurultai y elegir al próximo Gran Kan. 

En 1246, el kurultai eligió a Guyuk como el sucesor de Ogotai. Sin embargo, dos años más tarde Guyuk murió por enfermedad. Las luchas por la sucesión comenzaron a ser más intensas y fue recién en 1251 que Möngke fue elegido como el siguiente Gran Kan. Möngke era nieto de Gengis Kan y el hijo primogénito de Tolui (el cuarto hijo de Gengis). 

El gobierno de Möngke Kan (1251-1256)

Para consolidar su poder, Möngke asesinó a todos los parientes que podían intentar imponerse como Gran Kan. Además, para poder continuar con las conquistas y la expansión del imperio, organizó el gobierno en su ausencia a través de hombres de su confianza. 

Entre sus principales campañas militares, buscó consolidar el poder mongol en los territorios que intentaron rebelarse (como Corea, por ejemplo). Pero su principal objetivo fue la conquista de los territorios chinos controlados por la dinastía Song. Sin embargo, Möngke murió por las heridas de batalla en 1256.

El gobierno de Kublai Kan 

A la muerte de Möngke, comenzó una guerra entre sus hermanos Kublai y Arik Boke por la sucesión. La guerra duró dos años y finalizó con la victoria de Kublai y su ascenso como Gran Kan. 

Kublai hizo la guerra a la dinastía Song y consiguió el dominio del este de China. Durante su gobierno, hizo una transición del poder mongol hacia el imperio chino. Fue el primer soberano mongol en convertirse al budismo y adoptó muchas de las costumbres chinas para la organización de su imperio

Por ejemplo, utilizó el calendario chino, integró costumbres confucianas (de la filosofía china) para los rituales de gobierno y mandó a crear un nuevo alfabeto para la lengua mongola basado en la escritura tibetana. 

En 1254, ubicó la capital del Imperio mongol en un sitio al que llamó Xanadu (que en chino significaba “capital suprema”) y luego la mudó a la ciudad de Liao, donde antes se encontraba la capital de la dinastía Jin (que en la actualidad es la ciudad de Pekín). En 1271 se proclamó como el fundador de la nueva dinastía Yuan (que gobernó en China hasta 1368).  

Por otro lado, intentó mantenerse como un soberano mongol entre los mongoles y mantuvo los rituales chamánicos de sus ancestros. Además, confió en los gobernantes mongoles para la organización del imperio y las campañas militares. 

Sin embargo, desde 1268, Kaidu (nieto de Ogotai Kan y líder del kanato de Chagatai) desconoció la autoridad de Kublai y comenzó una guerra civil que se mantuvo durante todo el gobierno de Kublai Kan. En 1294 Kublai murió por problemas de salud.

La desintegración del Imperio mongol

La autoridad central del Gran Kan venía siendo disputada desde las guerras que se desataron por la sucesión de Ogotai Kan (1241-1251) y de Möngke Kan (1260-1264). Además, durante su gobierno, Kublai Kan debió enfrentarse a Kaidu, que desconocía su autoridad como Gran Kan. Kaidu era el líder de la Casa de Ogodei (los descendientes de Ogodei Kan) y gobernaba el kanato de Chagatai (una de las divisiones del Imperio mongol). 

Cuando Kublai Kan murió en 1294, tampoco existía un heredero legítimo que pudiese imponer su autoridad en todo el territorio mongol. En consecuencia, el Imperio mongol quedó dividido en kanatos autónomos: 

  • Gran Yuan. Incluía todos los territorios de la China antigua que habían sido conquistados por los mongoles desde el gobierno de Gengis Kan. Quedó bajo el gobierno de los descendientes de Kublai (nieto de Gengis Kan y segundo hijo de Touli), que fundó la dinastía Yuan.
  • Kanato de Chagatai. Era el corazón original del gran Imperio Mongol, ubicado en las mesetas de Asia Central. Fue gobernado por los descendientes de Chagatai (segundo hijo de Gengis Kan). 
  • Horda de Oro. Abarcaba los territorios de los actuales Rusia, Ucrania y Kazajistán, y quedó bajo el gobierno de la familia de Batú Kan (nieto de Gengis Kan e hijo de Jochi). 
  • Ilkanato persa. Ocupaba los territorios del actual Irán, Irak, Turkmenistán, Turquía, Armenia y partes de Afganistán y Georgia. Fue gobernado por los descendientes de Hulagu (nieto de Gengis Kan, hijo de Tolui). 

La organización política del Imperio mongol 

Desde la creación del imperio por Gengis Kan (1206) hasta su desintegración en kanatos autónomos de manera definitiva (1294), el imperio mongol fue transformando su organización política y económica. 

Luego de asumir la autoridad central de Gran Kan, Gengis Kan buscó conquistar las tierras de los gobiernos vecinos para repartirlas entre sus hijos y herederos. Así, el territorio imperial quedó dividido en kanatos que fueron gobernados por descendientes de los hijos de Gengis Kan. 

Los territorios conquistados por Gengis Kan y sus sucesores debían jurar lealtad al Imperio mongol, pagar tributos en forma de especie y enviar guerreros para las campañas militares. Pero, por otro lado, mantenían cierta autonomía de gobierno y los mongoles respetaban las costumbres y religiones locales.  

La administración del Imperio mongol

Al convertirse en Gengis Kan, Temudjin comprendió que para poder organizar un gobierno, necesitaba poder utilizar registros. Como la lengua mongola no tenía ninguna forma de notación, mandó a crear un sistema de escritura propio. La escritura mongola utilizó el alfabeto uigur (un alfabeto basado en el sistema arábigo). 

Esto le permitió a Gengis Kan crear un sistema administrativo más complejo para poder gobernar los territorios, cobrar impuestos y organizar sus ejércitos. Además, promulgó un código escrito de leyes y regulaciones llamado yasa, que estableció castigos severos para los diferentes crímenes. 

Su hijo Ogotai también llevó a cabo reformas administrativas con el objetivo de centralizar la administración y controlar a los gobernantes locales. Para eso, buscó hacer más eficiente la recolección de impuestos y tributos. Por su parte, Möngke Kan creó un sistema unificado de impuestos y buscó mejorar la economía local de los territorios conquistados. Además, ordenó que se lleve a cabo un censo del Imperio para poder tener un registro de los recursos y las personas que habitaban los espacios bajo control mongol.  

Durante el gobierno de Kublai Kan, se intentó establecer un sistema monetario unificado con el uso de papel moneda (cuyo uso era común en los territorios chinos). Sin embargo, esto no prosperó debido a las dificultades de intercambio de valores. 

La religión del Imperio mongol

Las creencias de las tribus nómadas mongolas previas al imperio se basaban en lo que se conoce como “tengrianismo”: un conjunto de creencias que tienen elementos de chamanismo, animismo y budismo. Sostenían que existía un dios principal del cielo, llamado Tengri, pero aceptaban la existencia de otras deidades

A medida que Gengis Kan conquistó los pueblos vecinos, el Imperio mongol fue incorporando sociedades que tenían diferentes creencias. Durante el gobierno de los diferentes líderes mongoles, el Imperio mongol siempre mantuvo una política de tolerancia religiosa y cultural. Por lo tanto, en el territorio imperial convivían comunidades judías, cristianas, musulmanas, hindúes y budistas

El ejército del Imperio mongol

Los mongoles utilizaron catapultas y trabuquetes para sitiar ciudades.

La organización militar de los mongoles es reconocida por su eficacia y los éxitos en sus conquistas. Estaba ordenada en base a un sistema decimal de grupos de 10, 100, 1.000 y 10.000 guerreros. Se estima que a principios del gobierno de Gengis Kan, su ejército alcanzaba los 100.000 hombres

Originalmente, los ejércitos mongoles estaban compuestos por arqueros a caballo e infantería con lanzas. Pero a medida que fueron conquistando a los pueblos vecinos, incorporaron los conocimientos de sus enemigos y comenzaron a crear diferentes máquinas de tecnología militar, como catapultas y trabuquetes (máquinas lanzapiedras). 

Otra cualidad del ejército mongol era su capacidad para moverse velozmente y, a su vez, soportar las campañas de larga duración en climas hostiles. Además, organizaban sus campañas militares a través de un estudio detallado de los terrenos de batalla, la fuerza y las características del enemigo.   

Sigue con:

Referencias

  • Ackermann, M. E., Schroeder, M. J. y otros (2008). “Chagatai Khanate”, “Gengis Khan”, “Hulagu Khan”, “Kubilai Khan”, “Mongke Khan” y “Ogotai Khan”. Encyclopedia of World History. Vol II. Facts on File. 
  • Aparicio, J. P. (2021). El imperio mongol y Gengis Khan. Scriptorium. https://repositorio.uca.edu.ar/
  • Britannica, The Editors of Encyclopaedia (2023). "Mongol empire". Encyclopedia Britannica. En https://www.britannica.com/

¿Cómo citar?

"Imperio mongol". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/imperio-mongol/. Última edición: 30 enero, 2024. Consultado: 22 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 30 enero, 2024
Fecha de publicación: 11 septiembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)