Fauvismo

Te explicamos qué es el fauvismo y cómo se originó este movimiento artístico. Además, cuáles son sus características, influencias y más.

Fauvismo
El fauvismo surgió en Francia a principios del siglo XX.

¿Qué es el Fauvismo?

Se conoce como fauvismo o fovismo a un movimiento pictórico surgido en Francia a principios del siglo XX y extendido luego a otros países, caracterizado por un uso provocativo de los colores y de pinceladas rápidas, furiosas o, como las bautizaran y de allí surgiría el nombre del movimiento, “feroces”.

Se trató de un movimiento vanguardista, que pretendió ir más allá de lo logrado por los métodos tradicionales de expresión en la pintura, por lo que a menudo echó mano a técnicas de movimientos plásticos vecinos.

Entre sus principales exponentes se menciona usualmente a Henri Matisse, André Derain y Maurice de Vlaminck, quienes lo habrían “inventado”. El movimiento desaparecería una vez que estos pintores separaran sus caminos y tendencias, pero tendría una marcada influencia en las vanguardias y en el expresionismo.

Ver además: Puntillismo.

Origen del nombre Fauvismo

fauvismo
Louis Vaxcelles fue quien bautizó al fauvismo al llamar a las obras "les fauves".

Se supone que el nombre de este movimiento habría surgido en 1905, en el marco de la exposición de algunas obras de los principales autores fauvistas en la sala VII del Salón de Otoño, en donde habrían generado un contraste intenso con las demás, lo cual motivó al crítico Louis Vaxcelles a referirse a ellas como les fauves, es decir, “las fieras”. Con ello aludía a la “orgía de tonos puros” que había encontrado en los cuadros. El grupo de artistas en cuestión se habría adueñado entonces del término y así nacía el movimiento.

Contexto histórico del fauvismo

El fauvismo surge en la París de las vanguardias, en una verdadera explosión artística y científica, que entre muchas otras cosas implicó la reforma y replanificación de la ciudad por Georges-Eugène, la introducción de la electricidad y del automóvil, las grandes Exposiciones Universales en que se celebraba el ingenio del ser humano y prestigiosas exposiciones de artes plásticas opuestas al positivismo, el naturalismo y el impresionismo, como fue también el caso del expresionismo alemán.

Fiereza y simplicidad

Fauvismo
Los autores fauvistas tenían en común el trazo rápido y grueso.

Los autores fauvistas no tenían un manifiesto, ni un proyecto esquemático común, pero los reunía el trazo rápido y grueso, “fiero”, y la predilección por las formas relativamente simples, no demasiado elaboradas, que no compitieran con la importancia y vitalidad que daban a los colores brillantes y puros, “tal y como salen del tubo” según de Vlaminck.

Autonomía del color

Cada uno de los fauvistas pintaba conforme a su subjetividad liberada de moralidad, métodos expresivos o métodos de enseñanza (valoraban el autodidactismo, la inmediatez y la intuición), en un intento por devolver a la pintura una cierta pureza de método, que se identificaba con el color de tonos puros e intensos.

En ese sentido, no les importaba incurrir en cierta deformación de la realidad, siempre y cuando se fuera fiel a los principios expresivos de la pintura.

Influencias del fauvismo

Fauvismo
Muchos de los artistas fauvistas provenían de los estudios de Gustave Moreau.

Muchos de los artistas fauvistas provenían de los estudios de los maestros Charles Lhuillier, Eugene Carriere y Gustave Moreau, por lo que representaron un peldaño inicial en su formación pictórica.

La obra de Paul Cezanne fue sumamente influyente en los fauvistas, a punto tal de que se atribuye el fin del movimiento a la revalorización del arte de este pintor francés a partir de 1907.

Otros referentes necesarios para la formación del movimiento fueron Paul Gauguin, Redon, Moreau. Y, también, diversas formas de arte de África y Oceanía, producto de las adquisiciones coloniales de la Europa de la época.

Importancia del fauvismo

La influencia del fauvismo en las vanguardias fue amplia y se pueden observar en diversas formas artísticas de la época. Su estilo fue reproducido por artistas de Bélgica, España, Hungría y otras naciones, que adaptaron los postulados fauvistas a sus tradiciones.

Algunos grupos artísticos influidos por el fauvismo fueron: Der Blaue Reiter (Alemania), Grupo Montparnasse (Chile), Die Brücke (Alemania) y Sota de diamantes (Rusia).

Principales autores del fauvismo

Los principales autores del fauvismo fueron Henri Matisse, André Derain y Maurice de Vlaminck, a quienes se nombra como sus creadores. Pero otros artistas fauvistas franceses fueron Albert Marquet, George Braque, Raoul Duffy y Charles Camoin.

Obras más reconocidas del fauvismo

Los árboles rojos (1906)
Maurice de Vlaminck - Los árboles rojos (1906)

Algunas obras conocidas de los pintores fauvistas son las siguientes:

  • Matisse. Jarrón de girasoles (1989), Mujer leyendo (1894), Paisajes de Collioure (1905), La música (1910), La gitana (1905) o La raya verde (1905).
  • Derain. El secado de las velas (1905), Puente de Charing Cross (1906), Barcos en la playa en Colibre (1905), El pool de Londres (1906) y El faro en Collioure (1905).
  • Vlaminck. El circo (1906), El remolcador en el Sena, Chatou (1906), Jarrón azul con flores (1906), Paisaje Valmondois () o Los árboles rojos (1906).

El fauvismo en otras artes

Algunos artistas plásticos (no pintores) se adscribieron al fauvismo, como fueron André Metthey, Ambroise Vollard, Rouault y algunos otros; de ellos surgió la idea de que Derain, Matisse y Vlaminck incursionaran en la cerámica, el pirograbado, el dibujo o la acuarela, y de allí surgieron obras de interesante mixtura artística.

También Matisse escribió el “Libro jazz”, donde escribió y dibujó, y acompañó con grabados y litografías obras del poeta Mallarmé o ediciones de Los amores de Ronsard.

Fin del fauvismo

El fauvismo tuvo una vida breve, como la mayoría de los movimientos de vanguardia, y en su mayoría los cuadros fauvistas franceses rondan los años de la primera década del 1900.

Una vez que el llamado “triángulo esencial” de Matisse, Derain y Vlaminck se separó, el movimiento original no tardó en desvanecerse.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Fauvismo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/fauvismo/. Última edición: 4 marzo, 2024. Consultado: 9 julio, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 4 marzo, 2024
Fecha de publicación: 7 agosto, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)