Søren Kierkegaard

Te contamos quién fue Søren Kierkegaard y cuáles fueron sus aportes a la filosofía. Además, su vida, su obra y la recepción de su pensamiento.

Kierkegaard es considerado uno de los antecedentes del existencialismo.

¿Quién fue Søren Kierkegaard?

Søren Aabye Kierkegaard (1813-1855) fue un filósofo y teólogo danés del siglo XIX, conocido en la actualidad como el padre del existencialismo.

El pensamiento de Kierkegaard se centró en las nociones de existencia, libertad, responsabilidad, desesperación y angustia. Sus ideas fueron trabajadas por filósofos como Martin Heidegger (1889-1976) y Jean-Paul Sartre (1905-1980), quien consideraba a Kierkegaard como un antecedente directo del movimiento existencialista del siglo XX. 

Las obras más representativas de la filosofía de Kierkegaard son O lo uno o lo otro (1843), Temor y temblor (1843), El concepto de la angustia (1844) y Tratado de la desesperación (1849). Todas ellas fueron publicadas con distintos pseudónimos, como Victor Eremita, Johannes de Silentio, Vigilius Haufniensis y Anti-Climacus.

El existencialismo es una corriente filosófica del siglo XX que sostiene que primero se existe y después se adquiere una esencia, ya que esta es una construcción y no algo determinado. Los existencialistas se inspiraron en muchas ideas de Kierkegaard para elaborar sus conceptos.

Vida de Søren Kierkegaard

Søren Kierkegaard nació el 5 de mayo de 1813 en Copenhague, Dinamarca. Proveniente de una familia acomodada, su padre, Michael Pedersen Kierkegaard, fue un exitoso comerciante, y su madre, Anne Sørensdatter Lund, una devota mujer religiosa. Ambos ejercieron una influencia notable en la obra de Kierkegaard, especialmente en relación a los asuntos religiosos y en trabajos como Temor y temblor.

Entre 1821 y 1830 Kierkegaard asistió a la Escuela de la Virtud Cívica, donde estudió latín e historia. En 1830, comenzó a estudiar teología en la Universidad de Copenhague, donde se destacó por su agudeza intelectual y sus habilidades literarias. En 1838, el mismo año en que falleció su padre, obtuvo su título de teología, pero su interés principal se inclinó hacia la filosofía. Durante sus años de estudiante, estableció amistades con figuras destacadas de la época, como el teólogo Hans L. Martensen (1808-1884) y el filósofo Poul Martin Møller (1794-1838).

En 1841, Kierkegaard se comprometió con Regina Olsen, una joven danesa con quien mantuvo una turbulenta relación que influenció gran parte de su obra. Sin embargo, ese mismo año, canceló el compromiso, lo que le causó una profunda crisis emocional y espiritual.

A lo largo de su vida, Kierkegaard escribió sobre temas filosóficos, religiosos y existenciales. Sus obras más notables incluyen O lo uno o lo otro (1843), Temor y temblor (1843) y La enfermedad mortal (1849), en las que desarrolló sus ideas sobre la angustia, la elección, la fe y la existencia individual. A menudo, sus escritos se presentaban bajo diversos seudónimos.

Søren Kierkegaard falleció el 11 de noviembre de 1855 en Copenhague, a la edad de 42 años. Su legado filosófico y literario ha tenido un impacto significativo en la filosofía existencialista, la teología cristiana y la comprensión de la subjetividad y la autenticidad en la experiencia humana. Aunque durante su vida no alcanzó una gran notoriedad, sus escritos han sido ampliamente estudiados y reconocidos como una contribución fundamental al pensamiento filosófico del siglo XIX.

Pensamiento de Søren Kierkegaard

Søren Kierkegaard fue uno de los filósofos más influyentes del siglo XIX. Abordó una amplia gama de temas en su extensa obra, con un enfoque particular en la angustia, la existencia, la libertad, la responsabilidad y la desesperación. Estos conceptos reflejan su preocupación por la condición humana y la búsqueda de sentido y autenticidad en la vida.

  • La angustia como condición existencial. Kierkegaard sostuvo que la angustia es una parte inevitable de la existencia humana, surgida de la responsabilidad que lleva el tener que tomar decisiones. El individuo enfrenta una disyuntiva entre opciones opuestas, lo que genera una ansiedad existencial. La angustia surge de la conciencia de que cualquier elección implica renunciar a otras posibilidades, lo que lleva al individuo a enfrentar la incertidumbre y la inseguridad.
  • La existencia individual y la subjetividad. Para Kierkegaard, cada individuo es único y enfrenta la tarea existencial de descubrir y realizar su auténtico yo. Esta tarea enfatiza la importancia de la subjetividad y la interioridad en la vida humana. La verdadera comprensión de uno mismo implica una introspección honesta y la búsqueda de la autenticidad en la toma de decisiones.
  • La libertad y la responsabilidad personal. Kierkegaard reconoce a la libertad como una característica esencial de la naturaleza humana. Sin embargo, destaca que la libertad conlleva la responsabilidad de enfrentar las consecuencias de las elecciones realizadas. La libertad auténtica implica una elección comprometida y responsable, asumiendo la responsabilidad de las acciones y decisiones.
  • La desesperación y su superación. En su análisis de la desesperación, Kierkegaard describe una condición en la que el individuo evade la responsabilidad y busca refugio en proyectos vacíos o superficialidades. La superación de la desesperación implica una conciencia honesta de la propia situación y una aceptación de la responsabilidad personal. La verdadera libertad se encuentra en la autenticidad y el compromiso responsable con la vida.

Así, a través de su análisis sobre estos temas, Kierkegaard dejó un legado duradero en el existencialismo y la filosofía contemporánea. Su enfoque en la autenticidad y la búsqueda del verdadero yo ha inspirado a generaciones de pensadores a reflexionar sobre la condición humana y la búsqueda de sentido en la vida.

Obras de Søren Kierkegaard

Kierkegaard escribió obras que exploraban temas como la existencia, la religión, la ética y la filosofía de la vida. Algunas de las más destacadas son:

  • O lo uno o lo otro (1843). Es un trabajo que explora la elección y la toma de decisiones en la vida humana, y plantea preguntas sobre la existencia, la fe y la ética.
  • Migajas filosóficas (1844). Es un conjunto de ensayos que abordan temas filosóficos y religiosos, y que presentan algunas de las ideas clave de Kierkegaard, como la importancia de la subjetividad y la fe.
  • Temor y temblor (1843). Es un análisis profundo del sacrificio de Isaac en la Biblia, donde Kierkegaard explora la relación entre la fe y la ética, y cuestiona la ética convencional en comparación con la ética religiosa.
  • O la repetición (1843). Es una obra que plantea la idea de la repetición en la vida humana y la posibilidad de aprender de los errores pasados. También aborda la idea de la temporalidad y la experiencia individual.
  • El concepto de la angustia (1844). Es una exploración profunda de la angustia como una experiencia fundamental de la existencia humana y su relación con el pecado, la libertad y la responsabilidad.
  • El desesperado ante la dialéctica del amor (1844). Es la introducción a O lo uno o lo otro, donde Kierkegaard presenta su idea de tres esferas de existencia: la estética, la ética y la religiosa.
  • Postscriptum definitivo y no científico a las migajas filosóficas (1846). Es una obra extensa en la que Kierkegaard aborda cuestiones de filosofía, religión y teología, y critica la filosofía hegeliana.
  • La enfermedad mortal / Tratado de la desesperación (1849). Es una exploración profunda de la angustia y la desesperación en la vida humana, así como la búsqueda de la auténtica identidad y la relación con Dios.

Recepción de la obra de Søren Kierkegaard

La obra de Kierkegaard tuvo un gran impacto en la filosofía de los siglos XIX y XX, en especial a partir de 1930 con el surgimiento en Francia del movimiento existencialista. Filósofos y escritores franceses, como Jean-Paul Sartre, Karl Jaspers (1883-1969) y Albert Camus (1913-1960), encontraron en las ideas de Kierkegaard una profunda resonancia con los temas existenciales que ellos mismos explorarían más adelante. 

Kierkegaard influyó en el desarrollo del existencialismo francés al enfatizar la angustia, la libertad individual, la responsabilidad y la búsqueda de autenticidad en la vida humana. Su filosofía ejerció una influencia duradera en la cultura intelectual francesa y ayudó a establecer una base para el posterior florecimiento del existencialismo en la filosofía y la literatura del siglo XX.

Además, muchos filósofos contemporáneos, como Emmanuel Lévinas (1906-1995), Hans-Georg Gadamer (1900-2002), Jacques Derrida (1930-2004) y Richard Rorty (1931-2007), retomaron su pensamiento. Martin Heidegger, precursor de todos ellos, incorporó algunos conceptos trabajados por Kierkegaard a su obra, por ejemplo, la angustia.

Kierkegaard también tuvo un gran impacto en otros ámbitos por fuera de la filosofía, como la literatura. Autores como Jorge Luis Borges (1899-1986), Hermann Hesse (1877-1962) o W. H. Auden (1907-1973) se reconocieron grandes deudores del pensamiento kierkegaardiano. 

Sigue con:

Referencias

  • Adorno, T. W. (2006). Kierkegaard. Construcción de lo estético (Vol. 62). Ediciones Akal.
  • Binetti, M. J. (2015). El idealismo de Kierkegaard. Universidad Iberamericana.
  • Kierkegaard, S. (2000). The Essential Kierkegaard. Princeton University Press.
  • Kierkegaard, S. (2022). Temor y temblor. Lindhardt og Ringhof.
  • Ramírez, C. (1999). Preparando el regreso a lo real: introducción a cinco pensadores existencialistas: Kierkegaard, Nietzsche, Sartre, Camus, Jaspers. EUNED.

¿Cómo citar?

"Søren Kierkegaard". Autor: Juan Pablo Segundo Espínola. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/soren-kierkegaard/. Última edición: 28 noviembre, 2023. Consultado: 27 febrero, 2024.

Sobre el autor

Autor: Juan Pablo Segundo Espínola

Licenciado en Filosofía (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 28 noviembre, 2023
Fecha de publicación: 25 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)