Religión Egipcia

Te explicamos cómo era la religión egipcia, sus características y sus principales dioses. Además, qué era heka, la magia y más.

Religión egipcia
La religión cumplía un papel primordial en diversos ámbitos de la vida de los egipcios.

Religión egipcia

La religión egipcia consistió en una compleja combinación de creencias, prácticas y rituales que abarcaba cuestiones espirituales, mitológicas, medicinales y mágicas. Perduró los tres mil años que existió la antigua civilización egipcia, desde el 3150 a. C. hasta el 31 a. C. momento en que el Imperio romano la derrocó.

La religión cumplía un papel clave en todos los aspectos de la vida de los egipcios, que creían en un poder supremo y en la vida después de la muerte. La existencia terrenal era considerada solo una parte de un viaje eterno y, para continuar con esa eternidad, era necesario llevar una vida digna en la Tierra.

Se trataba de una religión politeísta, es decir, que rendía culto a varios dioses que tenían un poder heredado llamado heka que consistía en la magia y la fuerza divina del universo.

Las personas debían mantener el equilibrio y la armonía universal, lo que también permitía que los dioses pudiesen realizar mejor sus tareas. Crearon el concepto de maat que englobaba una amplia noción de justicia universal, equilibrio y armonía cósmica.

El rey o faraón representaba a los dioses en la Tierra, era considerado el heredero divino y su mandato duraba toda la vida.

Ver además: Cultura egipcia

Características de la religión egipcia

Entre las principales características de la religión egipcia se destacan las siguientes:

  • Fue politeísta, es decir, creía en varios dioses.
  • Aplicaba la magia y los rituales en todos los aspectos de la vida de los egipcios.
  • Creía en la vida después de la muerte terrenal.
  • Realizaba ofrendas y sacrificios en nombre de los dioses.
  • Realizaba la momificación de los faraones para preservar su cuerpo y que se reencontrara con su alma en “el otro lado”.
  • Consideraba a los faraones y a los sacerdotes como intermediarios entre los dioses y los humanos.

Dioses de la religión egipcia

Religión egipcia
La fusión del dios Amón con el dios Ra conformó una de las deidades más poderosas.

La religión egipcia creía en varios dioses, entre los principales se destacan:

  • Osiris, dios del inframundo. Fue uno de los principales dioses y el primer rey de Egipto, considerado el creador de la civilización humana. Cuenta la mitología que Osiris fue asesinado por su hermano Seth y resucitado por su esposa Isis.
  • Horus, dios del cielo. Fue considerado el protector de los reyes. Hijo de Osiris y de Isis, fue el que mató al dios Seth luego de que asesinara a su padre, Osiris.
  • Seth, dios del caos. Fue el asesino de su hermano, el dios Osiris, para robarle el trono. Resultó la deidad de la fuerza bruta, lo incontenible y el dios de la sequía.
  • Isis, madre o diosa de todos los dioses. Fue la reina de las diosas considerada una maga poderosa. Consiguió resucitar a su marido, Osiris, y proteger a su hijo Horus.
  • Ra, dios del Sol. Fue representado con cuerpo de hombre y cabeza de halcón y, cada noche, viajaba a combatir el mal y el caos.
  • Amón, dios de lo oculto. Fue el rey de los dioses que personificó lo oculto y el poder creador. Se fusionó con el dios del Sol Ra y conformaron una deidad poderosa de Egipto: Amón-Ra.
  • Hapi, dios de la tierra fértil. Fue considerado el responsable de las crecidas anuales del río Nilo que permitían el desarrollo de los cultivos.
  • Hathor, diosa del cielo celeste. Fue la hija del dios del Sol, Ra, considerada la personificación del cielo que acompañaba a las almas en su viaje luego de la muerte.
  • Anubis, dios protector de los muertos. Fue uno de los dioses más antiguos y se lo relacionaba con las prácticas funerarias y el cuidado de los muertos.
  • Thoth, dios de la sabiduría. Fue el representante de lo sagrado, creador del lenguaje y la escritura. Considerado poseedor de conocimientos de magia y secretos, era consejero de los demás dioses.

Más en: Dioses egipcios

Heka en la religión egipcia

La religión egipcia reconocía a una deidad en particular llamada Heka, considerada como la personificación de la magia y de la fuerza divina del universo. Heka era la fuerza vital que permitía mantener el equilibrio universal. Los dioses, los sacerdotes y los faraones tenían Heka o poder mágico que les era heredado.

Los sacerdotes eran considerados poderosos magos y sanadores que sabían cómo manejar el Heka y eran los intermediarios entre los hombres y los dioses. Además, integraban la Corte de Justicia, asesoraban a los faraones e interpretaban sus sueños. Los faraones también eran considerados seres poderosos con una fuerza que impregnaba todo a su alrededor, incluso, a los objetos que tocaban.

La magia era parte de la vida de los egipcios desde diversos ámbitos, como la medicina, la sanación, la adivinación y los hechizos protectores. Muchas personas del pueblo se dedicaban a la videncia y a la sanación.

El concepto de religión era mucho más amplio respecto a la concepción actual del término. Egipto era considerado el equilibrio y el orden universal consagrado por los dioses. Todos los pueblos que se hallaban fuera de sus fronteras eran considerados enemigos y destructivos de ese orden, por lo que eran maldecidos con magia nociva, a modo de castigo.

Magia egipcia en “el más allá”

Religión egipcia
Las pirámides fueron imponentes tumbas destinadas a los faraones.

La magia y los ritos religiosos formaban parte de la vida terrenal y del viaje del alma después de la muerte, en especial, para los seres que representaban a las deidades, como los faraones.

Algunos rituales permitían que el difunto obtuviera todo el poder que deseara mientras estaba en “el más allá”. Por eso, diversos libros y demás textos sagrados que conformaban una recopilación de hechizos y de conjuros, junto a diversos objetos de valor, amuletos y demás ofrendas, eran depositados en las tumbas de los faraones para su beneficio en el viaje después de la muerte.

Las pirámides fueron imponentes tumbas construidas para rendir culto al faraón, para que su alma descansara y dispusiera de todo lo necesario luego de la muerte terrenal. Parte del culto a los muertos era la práctica de la momificación que era realizada por los sacerdotes y que tenía la función de preservar el cuerpo para que se reencuentre nuevamente con su alma en “el más allá”.

Sigue con:

Referencias

¿Cómo citar?

"Religión Egipcia". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/religion-egipcia/. Última edición: 15 febrero, 2024. Consultado: 24 abril, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 15 febrero, 2024
Fecha de publicación: 21 marzo, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)