Edgar Allan Poe

Te explicamos quién fue Edgar Allan Poe, cuáles fueron sus obras más importantes y por qué se le considera uno de los maestros universales del cuento corto.

Edgar Allan Poe
La obra de Edgar Allan Poe ha sido sumamente influyente para escritores y literatos del mundo entero.

¿Quién fue Edgar Allan Poe?

Edgar Allan Poe fue un célebre escritor estadounidense, considerado como unos de los iniciadores de la tradición americana del cuento corto y una figura central del Romanticismo literario estadounidense. Su obra se considera el punto de partida de la literatura policial, así como un aporte significativo a la literatura de terror y de ciencia ficción.

Poe vivió una vida breve y ardua, dedicada por completo a la escritura. Sus escritos, que exploran el misterio, lo macabro y el terror, le permitieron ganarse la vida precariamente, a pesar de que han sido fuente de inspiración para generaciones enteras de escritores posteriores.

La figura de Poe es sumamente popular en la cultura contemporánea, y buena parte de su obra se ha versionado en diferentes formatos: cine, animación, incluso videojuegos. En la actualidad, muchos de sus antiguos hogares son museos, y se dio su nombre al premio literario que otorga anualmente la Asociación de Escritores de Misterio de los Estados Unidos.

Nacimiento y vida familiar de Edgar Allan Poe

Edgar Poe nació en la ciudad estadounidense de Boston, en Massachusetts, el 18 de enero de 1809. Sus padres eran el estadounidense David Poe Jr. y la británica Elizabeth Arnold Hopkins, ambos actores de teatro. Edgar fue el hijo intermedio del matrimonio, ubicado entre William, el mayor, y Rosalie, la más joven, nacida en 1810.  

La tragedia marcó la llegada de Edgar al mundo. Era todavía un bebé cuando su padre abandonó la familia y quedó su madre a cargo de los tres hermanos; hasta que, el año siguiente, ella misma murió de tuberculosis. Al quedar huérfanos, los hermanos Poe fueron a dar cada uno a un hogar diferente: William se fue con la familia paterna en Baltimore, mientras que Edgar y Rosalie fueron adoptados, respectivamente, por las familias Allan y Mckenzie, ambas de Richmond, Virginia.

John y Frances Allan, los nuevos padres de Edgar, lo criaron y bautizaron en la fe episcopana. Y aunque nunca lo adoptaron formalmente, sí le otorgaron su apellido. Edgar vivió con ellos hasta casi la adultez.

En 1815 los Allan viajaron al Reino Unido, donde Edgar estudió en Ayrshire, Escocia, lugar de nacimiento de su padrastro. Poco después estudió en Londres en 1816, tanto en Chelsea como en Stoke Newington, antes de que la familia volviera a Richmond en 1820. Allí recibieron en 1825 una cuantiosa herencia y el padrastro de Edgar compró una casa de dos pisos, a la que bautizó “Moldavia”.

Al año siguiente, Edgar se enamoró de Sarah Elmira Royster y además ingresó a la Universidad de Virginia, donde estudió apenas 11 meses. La institución estaba en sus etapas iniciales y la vida universitaria era caótica. Edgar pronto se vio inmerso en deudas de juego y el dinero provisto por su padrastro le empezó a escasear. Entonces comenzaron también los enfrentamientos familiares, que acabaron distanciando a Edgar de su padrastro.   

Eventualmente, Edgar tuvo que abandonar la universidad y volver a casa. Allí encontró un panorama muy hostil: en su familia no era del todo bienvenido y su antigua enamorada se había casado con otro. Entonces tomó la decisión de marcharse en 1827 a Boston.

Boston y la carrera militar

Edgar Allan Poe
El joven Edgar Allan Poe se enfrentó a la pobreza tras desertar de la universidad.

En Boston, Poe adoptó el seudónimo de “Henri Le Rennet” y se dedicó a escribir para los diarios y hacer labores de oficina, entre otros trabajos pobremente remunerados. Sin embargo, conseguía el tiempo para entregarse a una pasión recientemente encontrada: la escritura.

De hecho, en 1827 publicó su primer libro: un folleto de poemas al estilo de Lord Byron (1788-1824), titulado Tamerlán y otros poemas y que firmó como “un bostoniano”. Se hicieron 50 copias que pasaron totalmente desapercibidas

Ese mismo año, con la pobreza comenzando a arrinconarlo, Poe no tuvo más alternativa que enlistarse en el servicio militar, cosa que hizo bajo el nombre de Edgar A. Perry. Sirvió inicialmente en el Fuerte Independencia de la bahía de Boston y luego en el Fuerte Moultrie en Carolina del Sur. Allí formó parte de la tripulación del bergantín Waltham y recibió sus primeros ascensos. Dos años después ya era Sargento Mayor de Artillería.

Con la idea de acabar antes de tiempo su servicio militar e inscribirse en la Academia Militar de West Point, en Nueva York, para estudiar y hacer carrera, Poe decidió retomar el contacto con su padrastro. Necesitaba de su apoyo para dejar el servicio e inscribirse en West Point, y hacía mucho que no tenía noticias familiares.

Su padrastro, sin embargo, aún le guardaba recelo y tardó varios meses en responderle, ni siquiera le escribió para contarle sobre la enfermedad que padecía su madre adoptiva. Frances Allan murió en febrero de 1829 y Poe finalmente tuvo permiso para visitar a su familia. Allí se reconcilió con su padrastro, quien prometió apoyar su ingreso a la academia en Nueva York.

Así, tras conseguir un reemplazo, Poe abandonó el servicio militar y antes de irse a Nueva York, pasó un tiempo en Baltimore con la familia paterna. Allí escribió su segundo poemario: Al Aaraaf, Tamerlán y otros poemas menores, publicado en 1829.

Este segundo libro, centrado en una anécdota astronómica de Tycho Brahe (1546-1601) y la descripción del paraíso del Corán, contiene el poema más largo que Poe llegó a escribir. Fue recibido con pocos comentarios, en su mayoría negativos, a excepción del escritor, editor y crítico John Neal (1793-1876), quien le dio a Poe “las primeras palabras de aliento que recuerdo haber recibido”, como él mismo lo definió años después.

Finalmente, Poe llegó a West Point en 1830 y se inscribió como cadete. Ese mismo año, su padrastro contrajo matrimonio con Louisa Patterson, lo cual disgustó enormemente a Poe. Sus reproches respecto a ello y respecto a otros hijos ilegítimos que su padrastro había engendrado acabaron por enemistar a Poe con su padrastro, quien a partir de entonces decidió desheredarlo.

La vida de un escritor

Edgar Allan Poe no duró mucho en la Academia de West Point. En 1830 ya estaba decidido a hacerse echar y perseguir una vida como escritor. De modo que hizo todo lo posible por ser sometido a corte marcial y dado de baja deshonrosa, lo que le tomó menos de un año conseguirlo.

En febrero de 1831, durante su estancia en Nueva York, Poe publicó su tercer libro, llamado simplemente Poemas. La financiación de este volumen provino de sus antiguos compañeros de la academia militar, quienes donaron 0,75 céntimos por cabeza para el proyecto.

El libro fue rotulado arteramente como una “segunda edición”, pues contenía los mismos largos poemas de sus dos libros previos, junto con otras seis obras inéditas. Estuvo dedicado “al cuerpo de cadetes de los Estados Unidos”.

Poe, sin embargo, no estuvo mucho tiempo más en Nueva York, pues su hermano mayor estaba gravemente enfermo, debido a problemas derivados del alcoholismo. En marzo de 1831 regresó a Baltimore y acompañó a su hermano hasta la muerte, en agosto de ese mismo año.

En Baltimore, Poe comenzó a alejarse de la poesía y a incursionar en sus primeros relatos. No eran tiempos fáciles para ser escritor: los periódicos y publicaciones abundaban pero eran efímeros y pagaban poco y tarde, y no existía una ley internacional de derechos de autor que impidiera a los editores estadounidenses ofrecer ediciones clandestinas de los autores británicos, en lugar de apostar por los escritores locales. A ello se sumó, algunos años después, la crisis económica de 1837.

Se conoce como el “Pánico de 1837” a una de las mayores depresiones económicas de la historia de los Estados Unidos, comparable con la Gran Depresión de 1929. Tuvo su inicio durante las primeras semanas de gobierno de Martin Van Buren (1782-1862), cuando en respuesta a ciertas medidas del gobierno anterior, los bancos anunciaron que ya no efectuarían sus pagos en monedas de oro y plata. Esto dio inicio a una fiebre especulativa y a una posterior depresión económica de cinco años, durante los cuales quebraron muchos bancos y se disparó el desempleo.

Todo esto obligó a Poe a mendigar el pago de trabajos realizados y a vivir en un continuo estado de incertidumbre económica. Aun así, su prosa le cosechó sus primeros éxitos. Mientras trabajaba en su única pieza teatral, Politian, sus primeros cuentos vieron la luz: el semanal Baltimore Saturday Visiter le otorgó un premio en 1833 a su cuento “Manuscrito en una botella” y ello le abrió un espacio en el Southern Literary Messenger de Richmond.

Inicialmente, su rol en el diario era de colaborador: publicó “Metzengerstein”, considerado como su primer cuento de terror, y luego “Berenice”, el cual fue tan impactante que los editores recibieron cartas de protesta de numerosos lectores. Acto seguido, Poe fue contratado como editor.

El 22 de septiembre de 1835, Poe contrajo matrimonio con su prima paterna Virginia Clem. Él tenía 26 y ella apenas 13 años de edad. Todo apunta a que Poe fue un marido afectuoso y familiar, aunque ese mismo año empezó a tener problemas con la bebida. De hecho, fue despedido en 1837 del Southern Literary Messenger debido a sus borracheras, que si bien eran esporádicas, solían darse en público de una manera bochornosa.

Una vez más, Poe decidió probar suerte en Nueva York.

Los años prolíficos

Poe dedicó los años siguientes a producir algunas de sus obras más importantes. En 1838 apareció en Nueva York su única novela completa, La narración de Arthur Gordon Pym, y recibió una acogida entusiasta. Esta obra es considerada como la fuente de inspiración para el Moby Dick de Herman Melville (1819-1891).

Un año después, Poe y su esposa se mudaron a Philadelphia, donde la revista Burton’s Gentleman’s Magazine le ofreció a Poe el cargo de coeditor. En esa publicación aparecieron también sus relatos “William Wilson” y “La caída de la casa de Usher”, este último uno de sus más célebres cuentos. Muchos de estos relatos formaron parte en 1840 de su primer compendio publicado: Cuentos de lo grotesco y arabesco, que recibió críticas positivas y negativas, pero tuvo pocas ventas.

Ese mismo año, Poe se convenció de iniciar su propio magazín, cuyo título oscilaba entre The Penn y The Stylus. Incluso compró para ello un espacio de publicidad en el Saturday Evening Post de Philadelphia, pero Poe jamás llegaría a concretar su proyecto.

En 1841 Poe renunció a Burton’s Gentleman’s Magazine y obtuvo un empleo en la prestigiosa Graham’s Magazine como escritor y coeditor de la revista. Allí publicó “Los crímenes de la rue Morgue”, considerado como el primer relato de detectives de la historia.

Durante esa época escribió también relatos importantes que aparecieron en diferentes publicaciones, como “El corazón delator”, “El gato negro”, “El pozo y el péndulo” y “El escarabajo de oro”. Con este último cuento ganó un premio de 100 dólares del Dollar Newspaper de Philadelphia, lo cual le trajo mucha fama en el circuito literario.

En 1842, las cosas cambiaron para Poe. Virginia, su esposa, manifestó los primeros indicios de la tuberculosis que la arrancaría de su lado.

El cuervo y la muerte de Virginia

Edgar Allan Poe
El poema más famoso de Poe es “The raven”, en el que enfrenta la muerte de su esposa. Esta ilustración es obra de Édouard Manet.

La enfermedad de Virginia se manifestó rápidamente, y Poe enfrentó con desesperación los problemas de salud de su mujer. Comenzó a beber nuevamente, y a buscar mejores y más estables oportunidades. Fue así como Poe se aproximó al Partido Whig y a la presidencia de John Tyler (1790-1862), gracias a la intermediación de su amigo Frederick Thomas.

La idea era optar por un cargo en la Aduana de los Estados Unidos, pero Poe no se presentó a su audiencia, alegando haberse encontrado enfermo. Es posible que tuviera más bien inconvenientes con la bebida. Aunque le concedieron una segunda entrevista, los cargos disponibles ya habían sido asignados para ese entonces.

En 1844 Poe renunció a las revistas y decidió regresar a Nueva York, donde trabajó brevemente como subeditor de New York Mirror, dirigido por N. P. Willis, quien fue su íntimo amigo durante el resto de la vida. Ese año publicó "El engaño del globo" en The Sun y también, al año siguiente, un adelanto del que fue su más célebre poema: “El cuervo”, en las páginas del New York Mirror.

“El cuervo” (“The raven”) es un largo poema narrativo, sobre un amante en luto por la muerte de su amada Leonore, que recibe en su estudio la visita furtiva de un cuervo a medianoche. El animal, posado fuera de su alcance, evoca continuamente su sufrimiento con sus graznidos, que parecen decir “nunca más” (en inglés “nevermore”):

Entonces me pareció que el aire
se tornaba más denso, perfumado
por invisible incensario mecido por serafines
cuyas pisadas tintineaban en el piso alfombrado.
“¡Miserable —dije—, tu Dios te ha concedido,
por estos ángeles te ha otorgado una tregua,
tregua de nepente de tus recuerdos de Leonora!
¡Apura, oh, apura este dulce nepente
y olvida a tu ausente Leonora!”
Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

Traducción de Julio Cortázar (1914-1984).

Tras su publicación en 1845, “El cuervo” fue replicado en numerosos periódicos estadounidenses, entre ellos el New York Tribune, Broadway Journal y el Southern Literary Messenger, donde Poe antiguamente colaboraba. El éxito de la obra convirtió a su autor en un escritor de renombre nacional, aunque apenas recibió 9 dólares como pago por la publicación.

Con la fama, vino también la atención de otros autores, con muchos de los cuales Poe tenía relaciones de enemistad. Es célebre su rivalidad literaria con Rufus W. Griswold (1812-1857), con quien compitió incluso por el amor de la también poeta Frances Sargent Locke Osgood (1811-1850). Poe tuvo un breve romance con ella, al cual su esposa moribunda no se opuso. Pero las indiscreciones de Frances respecto al amorío generaron cierto escándalo en el circuito literario.

Posteriormente, Poe saltó del New York Mirror al Broadway Journal, y tras la desaparición de este diario en 1846, el autor, su suegra y su mujer agonizante se mudaron a una casa en Fordham, en el Bronx, conocida hoy en día como la “cabaña Poe” (en inglés, Poe Cottage). Allí, en el dormitorio principal, un 30 de enero de 1847, Virginia Clemm Poe murió de tuberculosis.

Los últimos años de Poe

Edgar Allan Poe
Poe falleció dos años después de la muerte de su esposa y fue sepultado originalmente en Baltimore, en 1849.

Poe jamás se recuperó de la muerte de Virginia. Su conducta luego de enviudar se tornó errática y autodestructiva. A lo largo de 1847 se dedicó a cortejar a la poeta Sarah Helen Whitman, con quien logró un brevísimo y fallido compromiso. También tuvo relaciones cercanas pero platónicas con Annie Richmond y Sarah Anna Lewis, a quienes dedicó composiciones poéticas y de quienes a menudo recibió ayuda financiera.

En 1848 publicó “Eureka”, un poema en prosa sumamente particular, considerado como una genialidad por algunos y como un delirio por otros, en el que intentaba explicar filosóficamente el universo. Dedicado a Alexander von Humboldt (1769-1859), retomó viejas obsesiones de la juventud, como la astronomía, el ocultismo y la metafísica.

Al año siguiente Poe se dirigió al sur, vagó por Philadelphia y Richmond, donde finalmente se comprometió con la entonces viuda Elmira Royster, y pasó con ella un último verano feliz, en compañía de amigos de infancia y de Susan Archer Telley, poeta con la cual tuvo una breve amistad. Sin embargo, en numerosas cartas y escritos dejó constancia de su deseo de morir.

Finalmente, en octubre de 1849, Poe fue encontrado en las calles de Baltimore, en un estado delirante y desesperado. Fue trasladado al hospital donde falleció, el 7 de octubre, por motivos todavía desconocidos. Tenía cuarenta años de edad y no estaba en condiciones de explicar cómo había llegado hasta allí o por qué estaba en ese estado.

Se dice que durante su agonía, Poe no cesó de repetir el nombre “Reynolds” y que sus últimas palabras fueron “Señor, apiádate de mi pobre espíritu”. Los periódicos de la época anunciaron su muerte con el eufemismo de “frenitis” o “congestión cerebral”, utilizado a menudo para las muertes vinculadas con el alcohol.

El legado de Edgar Allan Poe

Tras el anuncio de su muerte, su eterno rival, Rufus W. Griswald, publicó un largo y sesgado obituario en el New York Tribune bajo el seudónimo de Ludwig, donde lo retrató como un lunático, un errante nocturno que murmuraba maldiciones en un eterno delirio. El obituario empezaba con “Edgar Allan Poe ha muerto. Falleció en Baltimore anteayer. Esta noticia sorprenderá a muchos y conmoverá a muy pocos”.

Ese no fue el último intento de Griswald por desvirtuar la memoria de Poe. En 1850 publicó, junto con James Russell Lowell y Nathaniel Parker Lewis, una compilación de las obras del autor, acompañada de una nota biográfica escrita por el propio Griswald, en la que acusaba a Poe de ser un psicópata depravado y drogadicto. Aunque muchas de las aseveraciones de esta biografía eran pura y malintencionada ficción, cosa que muchos de los afectos de Poe denunciaron, esa imagen controvertida del escritor ganó popularidad entre sus lectores y entre quienes asumían que, dados los mórbidos temas de sus cuentos, el autor debía ser también un hombre malvado. Una biografía más objetiva de Poe no apareció sino hasta 1875.

Por su parte, el cuerpo de Poe fue velado en un rito simple y poco concurrido, antes de ser sepultado en el patio de la Iglesia Presbiteriana de Westminster, en Baltimore. Su tumba no pudo tener un epitafio, ya que la obra de mármol pagada por su sobrino Nelson se perdió en un accidente, así que simplemente fue identificada con un “N° 80”.

Más adelante, en 1873, el poeta Paul Hamilton Hayne visitó su lugar de descanso y publicó un artículo escandalizado por las condiciones indignas en que se encontraba, lo cual motivó a la comunidad a recaudar fondos para realizar un segundo entierro. El 1 de octubre de 1875, Poe fue enterrado nuevamente en un lugar privilegiado frente a la iglesia, con un monumento a su nombre y en compañía de los cuerpos de su esposa y su suegra.

Los relatos y poemas de Poe, obsesionados con la tristeza, la melancolía y el crimen, fueron enormemente ensalzados por los poetas franceses Charles Baudelaire (1821-1867) y Stéphane Mallarmé (1842-1898), a quienes se debe su fama internacional. Desde entonces han sido inspiración de muchos otros grandes autores, como Horacio Quiroga (1878-1937), Jorge Luis Borges (1899-1986), H. P. Lovecraft (1890-1937) o Julio Cortázar (1914-1984).

En la actualidad, Poe es considerado como uno de los grandes maestros del cuento corto y una figura central en la literatura estadounidense. Además, es padre del género detectivesco, del cuento de terror y un relevante pensador de la teoría poética. Sus relatos han sido ampliamente traducidos y versionados, llevados al cine, la televisión, la animación e incluso los videojuegos.

Entre las principales y más destacadas obras de Edgar Allan Poe se encuentran:

  • “La caída de la casa de Usher” (cuento de 1839)
  • La narración de Arthur Gordon Pym (novela de 1838)
  • “Los crímenes de la calle Morgue” (cuento de 1841)
  • “El pozo y el péndulo” (cuento de 1842)
  • “El gato negro” (cuento de 1843)
  • “El corazón delator” (cuento de 1843)
  • “El escarabajo de oro” (cuento de 1843)
  • “La carta robada” (cuento de 1844)
  • “El cuervo” (poema de 1845)
  • “Filosofía de la composición” (ensayo de 1846)
  • “Eureka” (poema en prosa o ensayo de 1848)

Referencias

  • Barzun, J., Cestre, C. y Mabbott, T. (2023). “Edgar Allan Poe (American writer)”. The Encyclopaedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Educ.ar. (2022). Edgar Allan Poe, el inventor del miedo. https://www.educ.ar/
  • Reagan Wilson, C. y Ferris, W. (eds.). (1989). “Edgar Allan Poe”. Encyclopedia of Southern Culture. University of North Carolina Press.
  • The Poe Museum. (2023). Poe Biography. https://poemuseum.org/

Sigue con:

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Edgar Allan Poe". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/edgar-allan-poe/. Última edición: 27 noviembre, 2023. Consultado: 9 julio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gilberto Farías

Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

Fecha de actualización: 27 noviembre, 2023
Fecha de publicación: 12 octubre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)