Aparato locomotor

Te explicamos qué es el aparato locomotor y cuáles son sus funciones principales. Además, las partes que lo componen y sus características.

Aparato locomotor
El aparato locomotor da movimiento y protege los órganos del cuerpo.

¿Qué es el aparato locomotor?

El aparato locomotor o sistema músculo-esquelético es el conjunto de estructuras corporales que permite al cuerpo realizar los movimientos. Este aparato está conformado por dos sistemas:

  • Sistema osteoarticular. Conjunto de ligamentos, articulaciones y huesos.
  • Sistema muscular. Conjunto de tendones y músculos.

Cada parte del sistema osteoarticular y del sistema muscular presenta una función específica que contribuye a la conformación del aparato locomotor. De este modo el aparato locomotor logra sus principales objetivos o funciones: permitir el movimiento, dar flexibilidad al cuerpo, sostener y proteger a los diferentes órganos del cuerpo.

Por otra parte, este sistema no es autónomo, es decir que depende del sistema nervioso periférico (SNP) para la generación y coordinación de los movimientos. Además es voluntario en la mayoría de los casos, es decir que el ser humano mueve cada músculo de modo consciente para la ejecución de una determinada tarea o movimiento.

Funciones del aparato locomotor

La función principal del aparato locomotor es permitir a los animales vertebrados relacionarse con el medio exterior, es decir con el medio ambiente que le rodea. El ser humano es un ser vertebrado, por tanto utiliza este aparato para su movimiento y relación con el medio que lo circunda.

El aparato locomotor tiene las siguientes funciones principales:

  • Movimiento del cuerpo
  • Formar las principales cavidades
  • Sostén y resistencia

Partes del aparato locomotor

El esqueleto

Esqueleto - aparato locomotor
La cantidad de huesos en el cuerpo humano asciende a 206 huesos.

El esqueleto es el principal determinante del cuerpo. Se complementa con el tejido adiposo y con la masa muscular. Los huesos forman parte del esqueleto, son firmes, duros y de color blanco. Son el sostén del esqueleto.

El esqueleto se compone de tejido óseo, constituido por células y componentes calcificados. En el ser humano, la cantidad total de huesos que constituyen el esqueleto asciende a 206 huesos.

Según su forma, los huesos se clasifican de la siguiente manera:

  • Huesos largos o tubulares. Estos se encuentran en los miembros inferiores y superiores.
  • Huesos cortos. Son huesos que se encuentran en zonas donde se requiere poco movimiento pero mucha resistencia.
  • Huesos anchos o planos. Tienen la función de proteger órganos delicados del cuerpo.

Las articulaciones

Son partes blandas que unen dos huesos que se encuentran próximos, de modo que los huesos puedan articularse entre sí y mover el esqueleto. Existen diferentes tipos de deslizamiento:

  • No son móviles.
  • Presentan un movimiento de tipo monoaxial.
  • Tienen mayor movilidad y amplitud de movimiento.

Los ligamentos y cartílagos

Los ligamentos tienen la función de unir los huesos móviles y semimóviles con las articulaciones.
Los cartílagos Son tejidos conjuntivos, sólidos, resistentes y elásticos. Pueden recubrir a ciertos huesos para ayudar a que se articulen, desplacen o roten, y también pueden complementar a ciertos órganos, como la oreja y la laringe.

Los tendones y músculos

Los tendones son tejidos conectivos fibrosos que unen los músculos con los huesos y hacen posible que el esqueleto se mueva. Los músculos permiten la movilidad del cuerpo dadas las características que éstos presentan:

  • Contractibilidad/ Excitabilidad. El músculo, tras un estímulo puede excitarse o contraerse.
  • El músculo se puede estirar y volver a su forma original.

Sistema dependiente

Sistema nervioso - aparato locomotor
El sistema nervioso controla cada movimiento locomotor.

Tal como se mencionó al inicio, el sistema locomotor depende del sistema nervioso, más específicamente del sistema nervioso periférico (SNP) quien permite el control de cada movimiento locomotor.

Sistema voluntario e involuntario

Dado que el aparato depende del sistema nervioso periférico para su movimiento y éste es un sistema coordinado de manera consciente por el cerebro, se dice que el sistema locomotor es voluntario. No obstante, en ciertos casos puede actuar con movimientos involuntarios, esto es, mover el cuerpo sin efectuar previamente la orden cerebral.

Ejemplos de movimientos involuntarios del aparato locomotor son: mover una pierna tras un golpe en el ligamento rotuliano, la enfermedad de Parkinson presenta otro ejemplo de movimientos involuntarios que se presentan en este aparato.

Cuidados del sistema locomotor

aparato locomotor - estiramientos
Es necesario realizar estiramientos luego de una actividad física de fuerza.

La preservación del aparato locomotor exige determinados cuidados:

  • Adoptar la postura adecuada al sentarse, caminar o estar de pie.
  • Mantener una postura erguida, sin encorvarse.
  • Mantener una dieta equilibrada con alimentos ricos en vitaminas, minerales y nutrientes.
  • Realizar actividad física de manera periódica.
  • Realizar estiramientos luego de la actividad física.
  • Beber agua suficiente todos los días.

Referencias

¿Cómo citar?

"Aparato locomotor". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/aparato-locomotor/. Última edición: 30 abril, 2023. Consultado: 13 abril, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 30 abril, 2023
Fecha de publicación: 16 mayo, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)