Barreras de la comunicación

Te explicamos qué son las barreras de la comunicación, cómo se clasifican y sus efectos. Además, sus características y ejemplos.

Comunicacion-idioma-min
Las barreras semánticas tienen que ver con diferencias idiomáticas.

¿Qué son las barreras de la comunicación?

Las barreras de la comunicación son los diferentes obstáculos o dificultades que pueden presentarse durante el proceso comunicativo y que pueden entorpecerlo, enlentecerlo o hacerlo menos efectivo de alguna manera. Estas barreras tienen que ver con las condiciones específicas durante un acto comunicativo.

La comunicación es la efectiva transmisión de un mensaje entre un emisor y un receptor que comparten un código y emplean un canal determinado. Y en ese sentido presenta exigencias mínimas de coordinación interna y externa para poder producirse, con un riesgo mínimo de distorsión en el mensaje.

Por ejemplo: juego del "teléfono descompuesto", también llamado "teléfono roto" o "teléfono escacharrado". Consiste en formar una rueda de jugadores, uno es designado para comenzar el juego al decir una frase completa al oído del jugador ubicado a su lado, sin que el resto pueda oír la frase. Luego ese jugador repite la frase a su jugador de al lado y así sucesivamente. El último de la ronda en recibir el mensaje debe decirla en voz alta para que todos la oigan. En ese momento se coteja el mensaje con el original y se evidencian las distorsiones y las barreras comunicativas que alteraron la interpretación del mensaje original.

Concepto de barreras comunicativas

Las barreras de la comunicación pueden ser cualquier tipo de dificultades, obstáculos o retos que surjan en un acto comunicativo determinado y que afectan negativamente la posibilidad de transmitir el mensaje de manera fidedigna.

Pueden tener que ver con los miembros del proceso, el emisor o el receptor, por ejemplo: si comparten o no el mismo código (idioma) o, con el contexto en que se produce el acto comunicativo (si dos personas intentan hablar entre música con mucho volumen).

Tipos de barreras comunicativas

Existen distintos tipos de barreras comunicativas, como son:

  • Físicas. Son las barreras comunicativas que dificultan la comunicación, como los ruidos ambientales y los obstáculos físicos (vidrios, paredes, cortinas) que distorsionan el sonido o impiden la correcta audición.
  • Semánticas. Son las barreras comunicativas que tienen que ver con el código, es decir, la lengua en la cual se inscriben los significados de las palabras, los gestos u otro tipo de signos en la comunicación no verbal. Puede tener que ver con diferencias dialectales o idiomáticas.
  • Fisiológicas. Son las barreras comunicativas que vinculadas a las condiciones, tanto del emisor como del receptor o receptores, como cuestiones físicas (sordera y mudez) o incluso en enfermedades o condiciones transitorias (ronquera y conjuntivitis).
  • Psicológicas. Son las barreras comunicativas consecuencia de la condición mental o emocional, tanto del emisor como del receptor del mensaje. Por ejemplo: una persona que padece algún trastorno de ansiedad y el resto de los intervinientes en la comunicación no lo sabe, puede que no logren comprender algunas actitudes o respuestas.
  • Administrativas. Son las barreras que tienen que ver con los canales burocráticos de la comunicación en las organizaciones o en la planificación de un acto comunicativo particular, como una conferencia. Las barreras comunicacionales tienen que ver con la sobrecarga de información o la falta pérdida de la concentración, entre muchos otras barreras.

Efectos de las barreras comunicativas

barreras de la comunicación
Un posible efecto puede ser la distorsión del mensaje.

Normalmente, el efecto principal de las barreras comunicativas suele ser la incomunicación de pleno, es decir, la imposibilidad de lograr un correcto entendimiento entre el emisor y el receptor. Suele ocurrir una distorsión del mensaje que deriva en malos entendidos o contradicciones entre los interlocutores

Ejemplos de barreras comunicativas

barreras de la comunicación
Los sonidos muy altos pueden dificultar la conversación.

Algunos ejemplos de barreras comunicativas son:

  • Físicas. Por ejemplo: es una habitación en la que hay demasiadas personas hablando a la vez, se puede dificultar la percepción de cada uno de los mensajes por parte de sus receptores. Si a ello sumamos el ruido de un televisor encendido a un volumen alto, será aún más difícil la correcta transmisión y decodificación de los mensajes.
  • Semánticas. Por ejemplo: un diálogo entre dos personas que hablan distintos idiomas e intentan conversar, o dos personas que hablan dialectos muy distintos de un mismo idioma, pueden ser barreras comunicacionales, porque no comparten los mismos códigos para una correcta interpretación de los mensajes.
  • Fisiológicas. Por ejemplo: un hombre que le advierte a los gritos a otra persona que se le ha caído su billetera, pero la persona no reacciona porque es sorda y no puede oírlo, excepto que el hombre se le acerque y le indique lo sucedido, por medio de señas.
  • Psicológicas. Por ejemplo: una persona que padece algún trastorno de ansiedad y se encuentra en una reunión con varias personas, es probable que en algún momento se sienta incómodo y no pueda manifestar lo que siente. Los demás, al desconocer su situación personal pueden, sin querer, empeorarla ante las reiteradas preguntas, como "¿Qué te sucede?" o "Ven, súmate a la charla".
  • Administrativas. Por ejemplo: los canales que emplea una organización para conocer las inquietudes de sus empleados y para informarlos acerca de novedades y normativas internas, pueden ser directos (como una reunión) o indirectos (correo electrónico). La confidencialidad o importancia del mensaje va a condicionar el canal adecuado para evitar malos entendidos.

Estrategias para evitar las barreras comunicativas

Las barreras comunicativas pueden evitarse, al menos en gran parte. Algunas estrategias son:

  • Desarrollar habilidades lingüísticas. Aprender a expresarse de manera adecuada y estratégica, incluso en diferentes idiomas, es un aprendizaje que puede adquirirse y que permite empatizar con el receptor y adecuar el mensaje para que lo interprete de la mejor manera.
  • Captar la atención. La comunicación es un proceso activo que requiere de la atención constante de un receptor y que puede lograrse por el interés en el tema de por sí o, por la habilidad del emisor para mantener entretenido al receptor.
  • Controlar las emociones. En ocasiones, las emociones pueden hacernos decir algo distinto a lo que queremos manifestar de manera consciente, como en una discusión laboral. Por lo tanto, es importante pensar dos veces lo que queremos decir, y no dejarnos llevar por le impulso.

Elementos distractores en la comunicación

barreras de la comunicación
El exceso de personas en un ambiente puede ser un elemento distractor.

Los elementos distractores son aquellos que secuestran la atención de los actores en un evento comunicativo, impidiendo que ésta se produzca o haciendo que se produzca pobremente.

Estos pueden ser otras personas que están hablando en simultáneo o ante la abundante información sobre un tema complejo y se vuelve difícil mantener la atención constante. Se consideran, obviamente, como una forma circunstancial de barrera comunicativa.

Función fática del lenguaje

barreras de la comunicación
La retroalimentación requiere de señales claras de atención.

La llamada función fática del lenguaje es útil para lidiar con las barreras comunicativas. Se da cuando empleamos expresiones o sonidos (onomatopeyas) carentes de significado propio, pero que cumplen el rol de obtener una retroalimentación para verificar el correcto funcionamiento del canal comunicativo.

Por ejemplo: “¿aló?” u “¿hola?” empleado para atender el teléfono, señales claras de atención, como asentir con la cabeza, una palabra clave “ok”, “entiendo” o “claro”.

Relevancia del contenido

La relevancia del contenido es un concepto necesario para pensar las barreras comunicativas.

Al receptor le costará fijar su atención y mantener el canal abierto para aquellos mensajes que no le parezcan relevantes, necesarios o pertinentes dentro del flujo de la comunicación, que sigue un orden lógico.

Referencias

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Barreras de la comunicación". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/barreras-comunicacion/. Última edición: 15 abril, 2024. Consultado: 17 julio, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 15 abril, 2024
Fecha de publicación: 2 agosto, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)